NOTICIAS JUDICIALES

Tribunal Superior de Neiva dio la razón a EMPITALITO sobre un pleito laboral

EMPITALITO se libra de pagar una carga laboral, demostrando que defienden sus intereses con pulcritud y profesionalismo.

Conozca los felices ganadores de los premios otorgados por EMPITALITO a los fieles usuarios que pagan puntual su factura, escuchando el siguiente audio:

RAMILLETE DE PRECANDIDATOS DE DERECHA

IMAGEN DEL DÍA

EL Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva revocó la sentencia proferida el 30 de agosto de 2019, por el Juzgado Único Laboral del Circuito de Pitalito Huila, dentro del proceso laboral interpuesto por la señora María Ignacia Triviño contra la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Pitalito, EMPITALITO.

Los abogados de EMPITALITO, defendieron los intereses de los usuarios de esta empresa, al demostrar en los estrados judiciales las inconsistencias presentadas por el apoderado de la extrabajadora, contratada mediante la modalidad de tercerización laboral, demostrando la inexistencia de un vínculo directo con la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Pitalito.

Desde la llegada a la gerencia de EMPITALITO del ingeniero Henry Liscano Parra, en enero de 2020, dispuso de un equipo de abogados que se dedicaron a defender jurídicamente los intereses de la empresa.

Es así, que en este caso en particular el apoderado de EMPITALITO interpuso el recurso de apelación al fallo proferido por el Juzgado Único Laboral del Circuito de Pitalito, cuyos argumentos jurídicos, sumados a los documentos escritos y testimonios orales, se constituyeron en un acerbo probatorio que dieron la razón para que el pasado 10 de agosto de 2021, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva, en un fallo de segunda instancia, anulara la sentencia mencionada.

El alto Tribunal no halló fundamentos sólidos en los argumentos y pruebas presentadas por el apoderado de la señora María Ignacia Triviño, donde demandaba en solidaridad a EMPITALITO, el reconocimiento de una pensión sanción, entre otras pretensiones, así como el pago de los salarios dejados de percibir, prestaciones sociales y la indemnización por el presunto despido injusto, derechos que alegaba tener.

¿Sufre dolores de espalda, cuello, calambres o inflamación de extremidades? Por favor escuche el siguiente audio?

Consideraciones de la Sentencia

De acuerdo al acerbo probatorios presentado por el apoderado de la demandante, que alegaba tener un vínculo laboral permanente y directo con EMPITALITO, frente a esta y otras pretensiones, la Sala Tercera de Decisión Civil Familia Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva, se coligió que, “del informativo reposan una serie de contratos de prestación de servicios y ordenes de servicios, suscritos entre las Empresas Públicas Municipales de Pitalito en condición de contratante y la Asociación la Esperanza, la Empresa Asociativa de Trabajo Nueva Compartir del Sur Colombiano, la Cooperativa Multiactiva Renacer, la Empresa Asociativa de Trabajo Laboyana de Servicios Generales, la Empresa Asociativa de Trabajo Gloría Calderón, la Empresa de Servicios Temporales Aice Ltda, la Empresa la Cúspide del Sur del Huila S.A.S., la Sociedad Trabajando para el Futuro S.A.S., y la Sociedad Emprendiendo el Trabajo S.A.S., así como las personas naturales Sergio Iván Córdoba y Plutarco Guevara, todos ellos en condición de contratistas, de los que se advierte como objeto contractual”

Continúa el texto del fallo diciendo que “LAS EMPRESAS PUBLICAS contratan los servicios del CONTRATISTA para llevar a cabo el barrido de calles y carreras de toda el área pavimentada del del perímetro urbano de Pitalito, incluyendo las plazas de mercado y Cívica, al igual que el parque JOSE ACEVEDO Y GOMEZ, para lo cual se compromete a emplear el recurso humano y técnico necesario”.

Otras demandas podrían tener las mismas inconsistencias

Con el fallo proferido en este caso en particular, se podría presumir que quizá las otras 49 demandas laborales contra EMPITALITO, contratadas mediante la tercerización laboral con estas empresas descritas y con particulares, podrían estar viciadas en similares condiciones de tener un vinculo contractual indirecto, con contratistas representados en personas jurídicas y naturales, y no con la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Pitalito.

En este fallo mencionado, EMPITALITO logró demostrar que no tuvo una relación laboral directa con el grupo de señoras conocidas popularmente como las “Escobitas”, quienes reclaman unos derechos, que bien podrían no existir jurídica y legalmente.

Con el fallo proferido por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva, contra las pretensiones de la demandante María Ignacia Triviño, en cuya sentencia le impone el pago de las costas del proceso en las dos instancias, EMPITALITO se libra de pagar una carga laboral, demostrando que defienden sus intereses con pulcritud y profesionalismo.

Henry Liscano Parra

Henry Liscano siempre se opuso a conciliaciones sin fundamentos jurídicos

Desde la llegada a EMPITALITO del ingeniero Henry Liscano Parra a la gerencia, siempre mostró su desconfianza a negociar y conciliar demandas laborales, en este caso particular de “Las Escobitas”, pues consideró que muchas de esas pretensiones no tenían fundamentos jurídicos sólidos, por lo que contrató un grupo de abogados que revisaran minuciosamente cada proceso, encontrando siempre vacíos en las pruebas presentadas por las demandantes.

También encontró el nuevo gerente, que muchas de las conciliaciones realizadas en pasadas administraciones de EMPITALITO, no poseían suficiente solidez jurídica, por lo que siempre consideró que dichos procesos debían seguir el curso normal, apelando los fallos proferidos por el Juzgado Único Laboral del Circuito de Pitalito y que finalmente fuera el Tribunal Superior del Circuito Judicial de Neiva, quien en derecho demostrara si las extrabajadoras tenían o no la razón de sus demandas.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

EL LLANTO DE LOS ESPÍRITUS ANUNCIA MÁS MUERTES VIOLENTAS

A %d blogueros les gusta esto: