VENTANA CULTURAL

¡Insólito! Decomisan obras de ceramista laboyana dizque por inducir a la violencia

Esta noticia es de no creer y hace apología a las épocas del franquismo en España, el Nazismo en Alemania o el Fascismo en Italia, o mejor, a que seguimos siendo de esas repúblicas bananeras, que desde el mismo establecimiento se impone la violencia.

ACABAR CON EL CONGRESO

Ventana Cultural

“En Colombia la realidad parece ficción y la ficción es realidad”, dijo el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Pero esta noticia es de no creer y hace apología a las épocas del franquismo en España, el Nazismo en Alemania o el Fascismo en Italia, o mejor, a que seguimos siendo de esas repúblicas bananeras, que desde el mismo establecimiento se impone la violencia, pero censuran a quien pretende mostrar al mundo que somos violentos.

Esta insólita noticia sucedió esta semana en el aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, donde, según información los agentes de Migración, decomisaron una colección de hermosas obras de artesanía, de la serie Especies del Post Conflicto, porque supuestamente inducen a la violencia.

Las hermosas obras son talladas por las magistrales manos e imaginación de la artista laboyana Cecilia Vargas Muñoz, quien por más de 40 años se ha destacado por la utilización de la arcilla y el barro de las tierras de los Laboyos, para plasmar preciosas joyas artesanales, conocidas en muchas partes del mundo, convirtiéndose en toda una embajadora de la cultura.

En los últimos años Cecilia Vargas ha elaborado una serie de artesanías, haciendo apología a la violencia que vive nuestro país desde hace más de 60 años y de la cual no podemos recuperarnos. Hermosas “chivas” o carros escalera, acarreando desplazados, canecas de glifosato, fauna silvestre, son entre otras las obras artesanales que han sido vendidas en el exterior, para mostrar al mundo un país donde a los humildes campesinos se les fumigan sus cultivos con el terrible herbicida, pero además, son obligados por actores armados a abandonar sus tierras para que los despojadores las entreguen a poderosos “traquetos” para cultivar coca o palma africana, o sencillamente venderlas a multinacionales para la explotación petrolera.

Las obras decomisadas por estos esbirros del establecimiento, le fueron despojadas a un hombre que se disponía a abordar un vuelo que lo llevaba a la ciudad de Ámsterdam, capital de Holanda.

Desconocemos el desenlace que haya tenido este percance absurdo, pero consideramos aberrante la forma como este gobierno esta tratando las situaciones de los derechos de las personas, pero como si fuera poco, ahora atentan contra los derechos sociales y culturales consagrados en la Constitución Política.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

ADOLFO HITLER MURIÓ EN TIMANÁ

A %d blogueros les gusta esto: