Derechos Humanos

Así torturaron y asesinaron a los dos hombres en Pitalito

Fueron azotados con elementos contundentes, les quitaron las camisas y con las mismas cubrieron el rostro de los hombres, los obligaron a quitarse los zapatos para posteriormente hacerlos caminar descalzos por la carretera, varios metros.

¿ESTÁ PREPARADO PITALITO PARA INICIAR CLASES PRESENCIALES?

Desde hace varias semanas estos hombres provenientes de la ciudad de Garzón, al centro del departamento del Huila, llegaban a esta zona del corregimiento de Criollo, junto con otros, residentes en la ciudad de Pitalito, a robar en las casas y fincas, según el testimonio de los pobladores. Estaban cebados, dijo una señora a SVCNoticias.com que omitió dar su nombre y por eso un sector de la comunidad estaba alertada, y preparada para atisbarlos y cogerlos, agregó la señora.

Llagaron a tempranas horas de la tarde

De acuerdo al relato de algunos habitantes de la zona, que omiten sus nombres, varias personas los tenían plenamente reconocidos por sus rostros, cuerpo y las motocicletas que siempre utilizaban para llegar a la región.

Hacia la una y media de la tarde del miércoles 21 de julio, algunos vecinos residentes cerca del Colegio de Criollo, los avistaron tomado gaseosa en una de las tiendas ubicadas al borde de la Ruta-45. Dieron aviso a los otros comunales de la zona mediante llamadas de celular y mensajes de whatsapp, incluso con fotos, según relato de testigos anónimos.

La comunidad se alertó

Hacia las dos y media de la tarde los cuatro hombres abordaron sus motocicletas y se dirigieron por la carretera que conduce a la vereda El Recuerdo. Hubo intercambio de mensajes y llamadas de los “espías” de la comunidad para alertar a los “aliados” de esa vereda .

Llegaron robando, no obstante la alerta temprana, los sigilosos ladrones ingresaron a una vivienda y lograron hurtar una computadora portatil y una suma de dinero, que según los vecinos sería de un millón de pesos.

Ese fue el detonante porque los propietarios de la parcela alertaron a los que ya estaban esperando a los maleantes y de inmediato se originó una cacería que a los pocos minutos dio sus frutos, logrando localizarlos cuando estaban cerca del puente de la quebrada El Recuerdo y pretendían salir hacia la vía nacional.

¿Quiere ganarse una bicicleta todoterreno? Por favor escuche el siguiente audio:

Un grupo de personas le cerraron el paso y los hombres se devolvieron pero se encontraron con otro grupo que los venía siguiendo. Prácticamente quedaron emboscados en la vía y esto obligó a que tres de los presuntos ladrones se bajaran de las motocicletas y emprendieran la huida internándose en un cafetal. El grupo de comunales se introdujo al cultivo en feroz persecución, momento que fue aprovechado por el que se mantuvo en su motocicleta, logrando evadir la persecución, para luego tomar la ruta hacia la misma vereda El Recuerdo, pero posteriormente tomó la vía antigua que sale a la Ruta-45 que está al frente donde venden leche de cabras.

Horribles torturas

No tardó mucho tiempo para que los comunales lograran aprender a los presuntos delincuentes obligando a los tres a salir de nuevo a la vía, donde comenzó una horrorosa sesión se tortura, parecida a la que se ve en las películas de narcos.

Fueron azotados con elementos contundentes, les quitaron las camisas y con las mismas cubrieron el rostro de los hombres, los obligaron a quitarse los zapatos para posteriormente hacerlos caminar descalzos por la carretera, varios metros, mientras fueron objeto de azotes con palos, piedras y otros objetos contundentes.

Noticia relacionada que le puede interesar:

De acuerdo al relato de algunos testigos, varias mujeres y hasta niños habrían visto esta macabra escena, en un hecho que atenta contra la sensibilidad humana, hecho que si bien se explica por la rabia de la comunidad al ver estos maleantes que robaban sus pertenencias, rompe con las fibras más sensible de un ser humano.

Aquí es inexplicable esta actitud tomada por esta comunidad enardecida. ¿Cómo se explica que una sociedad que se denomina cristiana permita o aplique la tortura y el asesinato? ¿Fueron todos los comunales los que persiguieron a estos hombres, los torturaron y luego permitieron el asesinato? Es evidente que en ese grupo hay personas que conocen prácticas de tortura física y tienen mentalidad criminal.

Después de esta horrenda y macabra ceremonia, casi imitando el relato bíblico de los cuatro evangelios donde los verdugos obligaron a Jesús a caminar cargando una pesada cruz, con la diferencia de que aquí los martirizados eran presuntos “malos”, finalmente un enardecido vecino disparó con su arma de fuego contra dos de ellos, matándolos en el sitio.

Versiones distorsionadas

Hay dos versiones que son distorsionadas sobre lo que ocurre en esta pare de la historia. Unos testigos anónimos le dijeron a SVCNotcias.com que cuando estaban persiguiendo los presuntos delincuentes habían llamado a la Policía de Pitalito para que acudiera el sitio. Otros dicen que cuando dispararon a los dos hombres y quedaron tendidos en la vía, mientras la sangre corría por la polvorienta carretera, algunas personas se enojaron y protestaron por la acción, pues un grupo no estaba de acuerdo con asesinarlos y solo quería maltratar a los hombres y posteriormente entregarlos a las autoridades. Ese detalle habría evitado que el tercer hombre, cuya identidad responde a Juan Manuel Rodríguez Patiño de 42 años, quien ya había recibido una herida con arma de fuego y estaba machacado producto de las horrendas torturas, se salvara de ser rematado con “tiros de gracia”. Otros dicen que fue en ese mismos momento cuando hicieron presencia varias unidades de la Policía Motorizada y evitaron que el hombre fuera asesinado.

Juan Manuel Rodríguez Patiño

Cualquiera que sea la versión real, este hombre residente en el barrio Rodrigo Lara Bonilla, logró salvar su vida y fue llevado por los policiales hasta las instalaciones del Hospital Departamental San Antonio de Pitalito, donde se recupera de las heridas.

José Alirio Perdomo y Nicolás Barragán Floriano

Las víctimas fueron identificadas como Jesús Alirio Tovar Perdomo de 40 años de edad, natural de Garzón Huila y Nicolás Barragan Floriano de 26 años de edad, natural de Garzón Huila. Ambas personas residían en la capital diocesana del Huila, según las últimas informaciones.

El vacío institucional en Pitalito

“Invitamos a los ciudadanos para que no se tomen la justicia por mano propia, si no que informen oportunamente a las líneas de emergencia de la Policía Nacional o al cuadrante más cercano, para adelantar el procedimiento ajustado a la ley”, dice la última parte del comunicado emitido el mismo miércoles 21 de julio por el Departamento de Policía Huila.

Sin embargo, gran parte de estos hechos suceden por ese vacío institucional de la misma Policía, del Ejército Nacional, de la administración municipal en cabeza del alcalde Edgar Muñoz Torres, en cuyo año y medio de gobierno parece haberse desbordado la inseguridad ciudadana.

Noticia relacionada que le puede interesar:

Un vacío institucional que en lo corrido del año 2021 deja un saldo lamentable de 24 personas asesinadas en el área urbana y rural del municipio, una persona que fue retenida por desconocidos el pasado 8 de mayo en la vía El Higuerón, de quien hoy se ignora su paradero, y un líder de víctimas que fue objeto de un atentado contra su vehículo en un barrio de la ciudad.

A eso se suma los constantes atracos a mano armada que en promedio ocurren uno por día y los raponazos que a diario ocurren en el área urbana de la ciudad y cuya mayoría no es denunciada porque las autoridades no hacen nada al respecto. También es constante el hurto de motocicletas en el área urbana y rural, hechos que en su mayoría tampoco son denunciados por sus víctimas, en espera de llamadas extorsivas que suelen hacer los delincuentes, que en su mayoría son pagadas por los poseedores de estos vehículos a cambio de su devolución, incentivando más a cometer este delito. En promedio, en Pitalito se roban 3 motocicletas semanales, utilizando diferentes modalidades, pero en su gran mayoría mediante atraco a mano armada.

Ante este vació institucional, la gran mayoría de la gente es partidaria de hacer justicia por cuenta propia, razón por la que actos tan bárbaros como los ocurridos en el corregimiento de Criollo, son aplaudidos en las redes sociales, por gente que ignora que estamos en un Estado Social de Derecho y que son las autoridades las llamadas a impartir justicia.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

EL LLANTO DE LOS ESPÍRITUS ANUNCIA MÁS MUERTES VIOLENTAS

A %d blogueros les gusta esto: