INFORME ESPECIAL

Reforma a la salud, regalo de Cambio Radical en el Paquetazo Neoliberal, comienza a exhalar

Desde que el jefe natural del partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, sellaron la coalición con el presidente Iván Duque y este a cambio de ese respaldo político y parlamentario, le nombro como ministro de Salud al doctor Fernando Ruiz Gómez, como cuota política y buroccrática, también pactaron la reforma a la Ley 100.

SE DESMORONA EL PROYECTO DE CAMBIO RADICAL

Si la Reforma Tributaria amenazaba ser altamente lesiva para las clases medias y populares del país, la reforma a la salud, regalo de la bancada del partido Cambio Radical, defendida a capa y espada por su autor intelectual, Germán Vargas Lleras, comenzó desde fines de semana a exhalar sus últimos suspiros y algunos de sus propios inspiradores empezaron a desconectar los “cables” que le daban vida.

Una vez conocida la decisión del retiro de la Reforma Tributaria por parte del gobierno nacional, la otra reforma que es la de la salud, la que no ha tenido tanta publicidad como la fiscal, es igualmente lesiva para el país, con la diferencia de que esta última, sí profundiza una crisis que puede poner en peligro la vida de miles de personas, por falta de una atención médica que cumpla con las condiciones mínimas.

Voceros de la salud no están de acuerdo

Para los voceros de la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, ACESI, el proyecto de ley es inconveniente para la salud de los colombianos; no solucionada las fallas del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), perpetua la segmentación de la población según su capacidad de pago, y fortalece, ahora con otros nombres, la fragmentación de los servicios y por ende promueve barreras de acceso.

La junta directiva en pleno coincidió en que esa iniciativa que analizan los congresistas promueve la liquidación masiva de Hospitales Públicos, no certifica los recursos para garantizar la vinculación del talento humano, legaliza el desvío de recursos por parte de la intermediación financiera hacía fines distintos a la prestación de servicios de salud, por lo que insisten en solicitar su archivo.

“La reforma a la salud que propuso el gobierno Duque es más de lo mismo. Son paños de agua tibia, que alargan la agonía de un sistema que solamente privilegia los intereses de los privados: las EPS y perjudica a los hospitales públicos”, dijeron.

Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora Ejecutiva del gremio, indicó que tampoco es el momento para proponer al legislativo una reforma a la salud en medio de la crisis sanitaria más grave de la historia reciente, especialmente cuando el país enfrenta con mayor agresividad la tercera ola de contagios de Covid-19, porque ni siquiera se cumplen con los recursos que generan la emergencia.

Un regalo de Cambio Radical dentro del Paquetazo Neoliberal

Desde que el jefe natural del partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, sellaron la coalición con el presidente Iván Duque y este a cambio de ese respaldo político y parlamentario, le nombro como ministro de Salud al doctor Fernando Ruiz Gómez, como cuota política y buroccrática, también pactaron que la reforma a la Ley 100, conocida como la Ley de la Salud, sería elaborada por ese partido político y haría parte del Paquetazo Neoliberal que despertó la más grande ola de inconformidad en el país, que todavía tiene incendiada la nación y en ascuas al gobierno.

Congresistas comienzan a sacar la maleta

Hasta el domingo 25 de abril, dos días antes que arrancara el paro y las protestas constantes, Germán Vargas Lleras, defendió las “virtudes” del proyecto de reforma en su columna del diario EL TIEMPO y la bancada de su partido en el congreso firmó la presentación del mismo, junto a otros congresistas de varios partidos, entre ellos el de gobierno, el Centro Democrático y el partido Conservador.

Sin embargo, cuando vieron que se derrumbó la Reforma Tributaria y tumbaron la cabeza del ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla, varios congresistas de Cambio Radical se apresuraron a enviar cartas a la secretaría de la Comisiones Séptima del Senado y Cámara, manifestando que retiran sus firmas de dicho proyecto.

Entre los congresistas de Cambio Radical que se arrepintieron del adefesio están: Rodrigo Lara Restrepo, Berner Zambrano, Armando Benedetti, expulsado del partido de la U y que hoy busca tolda política, Óscar Darío Pérez, representante del Centro Democrático, Juan Samy Merheg, senador del partido Conservador, mientras el senador de la U José Ritter López, pidió que se retire el proyecto. Todavía no conocemos si el representante de Cambio Radical por el departamento del Huila, Julio Cesar Triana, haya presentado carta retirando el apoyo a dicho proyecto.

Por otro lado, congresistas del liberalismo suscribieron una carta en la que señalan que la reforma debe hundirse, porque no soluciona los problemas estructurales de la salud. Adicionalmente, en el Partido de la U tampoco hay ambiente para darle su respaldo a la propuesta.  

Ahora el partido Mira, que es una bancada de gobierno, anunció que tampoco respaldará este proyecto de ley. “Después de un estudio detallado del proyecto de #ReformaAlaSalud, el @PartidoMIRA no apoyará esta propuesta porque no resuelve problemas estructurales, en especial la atención oportuna y de calidad para pacientes, así como condiciones más justas para los trabajadores del sector”, indicó esa colectividad.

La reforma no pasaría en la Comisión Séptima del Senado

Aunque la Reforma no ha sido retirada de las comisiones de ambas cámaras, según las cuentas, con el Partido Liberal, el Partido de la U, la oposición y ahora del Mira, la votación en primer debate quedaría empatada 6-6, lo que quiere decir que ya la reforma a la salud no tiene el apoyo suficiente para ser aprobada en la Comisión Séptima del Senado.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

EL LLANTO DE LOS ESPÍRITUS ANUNCIA MÁS MUERTES VIOLENTAS

Fuentes de la información: LA FM RADIO, RCN RADIO y REPORTEROS ASOCIADOS DEL MUNDO.

A %d blogueros les gusta esto: