NOTICIAS JUDICIALES

El Juzgado Segundo Penal Municipal de Pitalito resolverá la Acción de Tutela de Henry Liscano

De acuerdo a la pretensión interpuesta en el texto de la demanda, el derecho fundamental presuntamente vulnerado al ingeniero Henry Liscano Parra, sería el consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política, concerniente al debido proceso.

LA DERECHA NO LE JALA A LA REFORMA TRIBUTARIA

Después de surtirse los efectos solemnes del reparto, correspondió al Juzgado Segundo Penal Municipal de Pitalito, el trámite, estudio y fallo de la Acción de Tutela, interpuesto por el gerente suspendido de la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Pitalito, EMPITALITO, Henry Liscano Parra.

Noticia relacionada que le puede interesar:

Como se recordará el ingeniero Henry Liscano fue suspendido por un término de 6 meses mediante Resolución No. 139 del 16 de abril, emitida por la Contraloría Departamental del Huila, mientras se surten las investigaciones por presuntas irregularidades en algunos contratos suscritos entre EMPITALITO y otros, en ejercicio de su función pública.

Debido a que dicha Resolución no admite apelación, ni otro recurso legal, el ingeniero Henry Liscano Parra recurrió al único derecho que asiste a los colombianos cuando consideran que sus derechos fundamentales han sido vulnerados como es la Acción de Tutela, consagrada en el artículo 86 de la Constitución Política de Colombia y reglamentada por el Decreto 2591 de 1991.

Derechos fundamentales vulnerados

De acuerdo a la pretensión interpuesta en el texto de la demanda, el derecho fundamental presuntamente vulnerado al ingeniero Henry Liscano Parra, sería el consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política, concerniente al debido proceso, pues se considera exagerada la providencia emitida por el Contralor del Huila.

Noticia relacionada que le puede interesar:

El apoderado de Henry Liscano

El apoderado del gerente desvinculado de EMPITALITO, es el abogado Wiliam Alvis Pinzón, un destacado profesional del derecho con oficinas en la ciudad de Neiva, Cali y Bogotá.

¿Pero porqué escogió Henry Liscano a este abogado para que tutele sus derechos, presuntamente vulnerados?

Es un asunto de confianza entre las partes. Resulta que cuando Henry Liscano Parra fue gerente de las Empresas Públicas de Garzón, EMPUGAR, en el año de 1998, antes de salir del cargo el alcalde de ese municipio, Guillermo Manrique, al nombrar al gerente, lo hizo en el Decreto con un periodo fijo hasta el 31 diciembre de 1998. Sin embargo, el periodo del alcalde terminaba el 31 de diciembre de 1997 y es costumbre que el nuevo alcalde que se posesiona, nombra nuevo gabinete, incluyendo al gerente de EMPUGAR.

Al posesionarse Álvaro Cuéllar Botello como nuevo alcalde el 1 de enero de 1998, declaró insubsistente el nombramiento de Henry Liscano y nombró otro en su lugar.

Liscano Parra recurrió a los servicios del abogado Wiliam Alvis Pinzón para que demandara administrativamente el Decreto del alcalde entrante de Garzón, por considerar que era ilegal la terminación del contrato, que claramente tenía un término fijo.

El pleito terminó a favor de Henry Liscano Parra y EMPUGAR tuvo que pagar los salarios dejados de percibir, prestaciones sociales, cesantías y demás emolumentos, indemnización que ascendió a la suma de CIENTO OCHENTA MILLONES DE PESOS ($ 180.000.000) de esa época, es decir, hace 22 años.

Ahora el ingeniero Liscano Parra tiene toda su confianza puesta en su abogado Wiliam Alviz para subsanar una providencia, que igual que hace 22 años considera injusta.

La Juez Segunda Penal Municipal, Dilia Jaramillo Molina, tiene la última palabra y en 10 días hábiles conoceremos el fallo de esta batalla jurídica, que apenas comienza para el gerente desvinculado de EMPITALITO.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

LOS DUENDES HACEN NUDOS EN LAS CRINES DE LOS CABALLOS