Derechos Humanos

La justicia por mano propia resulta contraria y perjudicial, dice el personero de Pitalito

Son los grupos de autodefensa los que han sembrado el terror y la violencia en nuestro país durante muchas décadas. Pitalito y sus gentes, no pueden repetir la historia y permitir la vigencia de organizaciones ilegales así se pretendan justificar con acciones tan simples como las que se muestran en las redes sociales.

URIBE Y SANTOS, RESPONSABLES DE LOS FALSOS POSITIVOS

 “La justicia por mano propia resulta contraria y perjudicial en un estado social de derecho y, también pone en problemas a los agresores, ya que los victimarios resultan siendo las víctimas, y la no intervención del Estado con acciones oportunas, moviliza a las comunidades a tomar la ley por su cuenta.” Así lo afirma el abogado Hernando Reyes Lizcano, personero del municipio de Pitalito, en una clara preocupación en su condición defensor público y garante del respeto a los Derechos Humanos en su jurisdicción.

El llamado lo hace el defensor del Pueblo, teniendo en cuenta que en la ciudad de Pitalito se está imponiendo el ideal de justicia propia y por la conformación de grupos de autodefensa en algunos barrios de la ciudad, donde se pretende suplantar el papel de las autoridades policiales y locales para preservar el orden, y brindar la seguridad a la ciudadanía.

“Desde los medios de comunicación en su papel fundamental de mostrar la realidad local, se ha venido revelando en los últimos días un panorama de ciudad que genera decisiones sociales preocupantes, e inclusive, dan cuenta de tomar la ley por sus propias manos, evidenciándose casos de presuntos delincuentes golpeados, insultados y hasta desnudados en manos de ciudadanos que, cansados de la ausencia de resultados de una justicia inoperante-deficiente“, haciendo alusión a claros abusos de algunas personas que en su afán de combatir la ola delincuecial que azota el municipio, opta por golpear a estas personas para tratar de dar un “escarmiento” en su presunto actuar delictivo.

El personero municipal hace un llamado a las autoridades locales, “al ejecutivo local y comenzar a generar acciones públicas concretas proyectadas y con seguimiento para avanzar y mejorar en dichos aspectos, en donde desde esta entidad de servicio público estamos comprometidos a aportar para generar estrategias de bienestar común, con mecanismos ya existentes y que solo requieren ser activados dentro del contexto de “CASA DE LA JUSTICIA”. La inspección de Policía, Precios, Pesas y Medidas, la Comisaría de Familia, el aliado estratégico que representa la Universidad Surcolombiana con su Consultorio Jurídico, Empresarial y Psicológico, deben ser herramientas para la solución pacífica de conflictos, donde las veedurías pueden atender sus responsabilidades y con ellas lograr la vigencia material de los jueces de paz, creados mediante acuerdo municipal, desde el año 2000”.

En el escrito de la pagina web de la Personería Municipal de Pitalito, el representante del ministerio público, también entrega una cifra sobre las denuncias hechas por varios ciudadanos sobre casos de hurtos y otros delitos contra la comunidad.

A continuación el texto completo del editorial emitido por la Personería:

PITALITO CRECE Y LA VIOLENCIA TAMBIÉN. ¡EL RETO DE LAS AUTORIDADES!

Pitalito en el sur del Huila ha venido creciendo de manera desproporcionada y su economía fluye desde diferentes sectores que mueven el comercio local; ligado a ese crecimiento que tiene todas las miradas del País, la violencia incrementa sin control alguno, esta región grita siempre con fuerza desde la comunidad, sobre todo, por la nula o casi poca acción que se percibe del gobierno central frente a este flagelo.

Los registros oficiales de las mismas autoridades en Pitalito, dan cuenta de un crecimiento en complejos delitos; como el de lesiones personales, en un 10% y un 4% en hurtos de motocicletas en el inicio del año*.

En el mes de enero de 2021, Pitalito registró 32 casos de lesiones personales, 8 hechos de robo a residencias, 2 denuncias de hurto a comercio, 47 casos de robo a personas y 23 eventos de hurto a motocicletas. Desde el año 2020 se vienen presentando crecimientos exponenciales con cifras del 29% en el delito de homicidio, 31 hechos de sangre y un aumento del 38% en casos de extorsión; en febrero de 2021 las noticias hablan por sí solas*.

Estas cifras  generan una alta preocupación  desde esta Personería Municipal y convoco a la autoridad local a tomar  una ruta con decisiones rápidas, planeadas y efectivas para que desde la administración y dentro de las responsabilidades de su programa de gobierno se pueda  actuar frente a la obligación constitucional en donde “Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia; en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares”

Ahora bien, desde los medios de comunicación en su papel fundamental de mostrar la realidad local, se ha venido revelando en los últimos días un panorama de ciudad que genera decisiones sociales preocupantes, e inclusive, dan cuenta de tomar la ley por sus propias manos, evidenciándose casos de presuntos delincuentes golpeados, insultados y hasta desnudados en manos de ciudadanos que, cansados de la ausencia de resultados de una justicia inoperante-deficiente; buscan dar una lección mostrando que el sistema judicial es incapaz de resolver el problema; de allí su ausencia de denuncias.

Por tal razón, es pertinente desde la Personería Municipal de Pitalito, hacer un lógico y justo llamado a las autoridades locales para que promuevan y se atiendan los requerimientos de seguridad, buscando que todo se ajuste al marco legal y a la protección de los Derechos Humanos.

Sin embargo, es de entender que el cansancio de los laboyanos con la inseguridad, no solo en la región sino en el país y la desconfianza en las autoridades, han hecho que este tipo de reacciones se hayan multiplicado; muchos afirman que de nada sirve acudir a la justicia porque en cuestión de días, o de horas, los delincuentes vuelven a la libertad, eso debe cambiar motivando acciones que logren retomar la confianza de las comunidades con sus autoridades.

¿Por qué ocurre esta situación? ¿Por qué los ciudadanos han optado por esta medida? ¿Por qué no están confiando en la justicia?

Todas estas preguntas deben llamar la atención del ejecutivo local y comenzar a generar acciones públicas concretas proyectadas y con seguimiento para avanzar y mejorar en dichos aspectos, en donde desde esta entidad de servicio público estamos comprometidos a aportar para generar estrategias de bienestar común, con mecanismos ya existentes y que solo requieren ser activados dentro del contexto de “CASA DE LA JUSTICIA”. La inspección de Policía, Precios, Pesas y Medidas, la Comisaría de Familia, el aliado estratégico que representa la Universidad Surcolombiana con su Consultorio Jurídico, Empresarial y Psicológico, deben ser herramientas para la solución pacífica de conflictos, donde las veedurías pueden atender sus responsabilidades y con ellas lograr la vigencia material de los jueces de paz, creados mediante acuerdo municipal, desde el año 2000.

Aquí hay un punto claro que se debe tener en cuenta y es que la justicia por mano propia resulta contraria y perjudicial en un estado social de derecho y, también pone en problemas a los agresores, ya que los victimarios resultan siendo las víctimas, y la no intervención del Estado con acciones oportunas, moviliza a las comunidades a tomar la ley por su cuenta; pero precisamente, son los grupos de autodefensa los que han sembrado el terror y la violencia en nuestro país durante muchas décadas. Pitalito y sus gentes, no pueden repetir la historia y permitir la vigencia de organizaciones ilegales así se pretendan justificar con acciones tan simples como las que se muestran en las redes sociales.

HERNANDO REYES LISCANO
Personero Municipal.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

EL LLANTO DE LOS ESPÍRITUS ANUNCIA MÁS MUERTES VIOLENTAS