NOTICIAS JUDICIALES

A mordiscos un hombre le amputó un dedo y parte de una oreja a una mujer

La víctima habría perdido el índice de su mano derecha y deberá enfrentarse a difíciles procesos de reconstrucción y recuperación

Proyecto de expansión del POT de Pitalito, es inconveniente

La reconocida peluquera Rocío Quinchía, quien ejerce su labor en el municipio de Supía, al occidente del departamento de Caldas fue gravemente herida cuando uno de sus empleados se lanzó sobre ella y a mordiscos le arranco varias partes del cuerpo mientras departían en horas de la madrugada del pasado domingo.

El hecho tiene conmocionados a los habitantes del sector quienes denunciaron que la noche de los hechos escucharon que una mujer gritaba y pedía ayuda, mientras su empleado, aparentemente en estado de alicoramiento, la agredía con mordiscos.

“Mediante labores de patrullaje y control cerca al parque principal del municipio, el cuadrante fue abordado por una ciudadana del sector, quien informó sobre al parecer una riña dentro de una casa”, expresó el comandante de la estación de Policía de Supia, el capitán Jesús Eduardo Restrepo, quien dio detalles del suceso y aseguró que patrulleros del municipio llegaron a ver qué sucedía.

De acuerdo a lo informado por la Policía, el atacante es un hombre de 28 años de edad, que ya fue aprendido por las autoridades y del que aún se desconoce su identidad. Los uniformados aseguraron que en el lugar de los hechos no encontraron las partes del cuerpo que el empleado de la víctima le arrancó.

Según informó el diario La Patria, cuando los patrulleros llegaron para auxiliar a la mujer, el agresor la estaba ahorcando, le había arrancado un dedo índice y una parte de una oreja. Además, según informa el medio caldense, el hombre se habría comido los trozos que le arrancó con sus propios dientes a la peluquera agredida.

Después del lamentable acontecimiento que ocurrió en vísperas de Navidad, la mujer fue trasladada de urgencia a un centro asistencial donde deberá someterse a difíciles procedimientos quirúrgicos por la gravedad de las heridas que le dejó el enfrentamiento con su empleado.

Tan pronto salga de las cirugías, las autoridades informaron que le solicitarán declaraciones para avanzar con las investigaciones sobre lo sucedido y conocer el motivo por el que el agresor cometió estos vejámenes que dejaron sin un dedo, sin parte de su oreja a la víctima y con gran indignación a todos los colombianos.

Diana Montoya, hija de la víctima, quien también habló con La Patria, aseguró que su madre perdió la primera falange del dedo índice derecho y según le dijeron los médicos, esperan que haya una buen cicatrización de la oreja para someter a la mujer a un proceso de reconstrucción.

Montoya le contó al periódico antes mencionado que su mamá y su empleado llegaron a la casa, cerraron la puerta y minutos después, el agresor empujó a su progenitora contra un espejo, el cual, según cuenta la hija de la víctima, se explotó y acto seguido, el hombre se abalanzó para morderle la cara, los brazos y las piernas, hasta que los gritos de auxilio alertaron a las autoridades y a los vecinos que intervinieron, logrando que el ataque fuera peor.

Camila Guzmán, encargada del Observatorio de Violencia de Género de la Casa de la Mujer de Risaralda exhortó a la Policía a acompañar más a las mujeres e invitó a las féminas a denunciar casos de violencia en su contra.

“El llamado a los entes encargados de la ruta de atención es que necesitamos acciones contundentes, reclamamos que no haya impunidad y procesos más integrales para prevenir y apoyar a las víctimas después de que denuncian, como fue el caso de Claudia, que había interpuesto la denuncia por violencia intrafamiliar pero no se tomaron medidas efectivas para protegerla”, señaló Guzmán en diálogo con Caracol Radio.

VIDEO RECOMENDADO DE LA SEMANA

El llanto de los espíritus que anuncian más muertes violentas

Fuente de la información: INFOBAE.