opinión

Una cosa es la pasión y otra el cultivo del odio: Mujica, El Jardinero

Importante resaltar que este expresidente siempre ha vivido en austeridad, alejado de las veleidades y vanidades de la vida social pomposa. Que, incluso, reside en una sencilla granja, acerco de los cual dijo: " No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje. Vivo con lo justo para que las cosas no me roben la libertad”

Si no quieres adquirir el coronavirus, por favor escuche el siguiente audio:

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

EDITORIAL

Pésimo servicio de salud durante la pandemia

Opinión

Escrito por: Manuel Salvador Molina Hurtado*

“Los pensamientos de un sabio son como orquídeas perfumadas.”, Confucio

José Mujica, expresidente de Uruguay (2010-2015) renunció a  su curul en el pleno del senado de su país, Uruguay, el próximo pasado martes, según explicó, debido al riesgo ante  la pandemia del coronavirus, lo que se ha considerado el inicio de su alejamiento de la política. Mujica de 85 años, se dirigió al Congreso en emocionado discurso, uno más de aquellos que tienen ya audiencia garantizada, pero no por la repetición de temas conflictivos o por la asiduidad de emisión de los mismos sino por su contenido emotivo, oportuno e inteligente, de invaluable valor para Latinoamérica, y por su personalidad carismática, claro. Siempre, dando muestras de lo que es, tal como se autocalificó en esta ocasión: “Genio y figura hasta la sepultura”.

¿Es usted desplazado o víctima de la violencia? Por favor escuche el siguiente audio:

Importante resaltar que este expresidente siempre ha vivido en austeridad, alejado de las veleidades y vanidades de la vida social pomposa. Que, incluso, reside en una sencilla granja, acerco de los cual dijo: ” No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje. Vivo con lo justo para que las cosas no me roben la libertad”.

Por esas cosas de la vida y por el respeto a la diferencia de pensamiento, José Mujica, más llamado “Pepe”, expresidente de izquierda, por acuerdo, renunció junto a otro expresidente, conservador y por muchos años su contradictor político, Julio María Sanguinetti, de 84 años, y primer presidente después de acabar la dictadura en ese país sureño. Así, ambos, rivales políticos, en consenso, renunciaron en forma conjunta al Senado.

Transcribo apartes de su discurso, de diez minutos, que, en mi parecer y para efectos del objetivo de reflexión de esta columna son los más pertinentes.

“Yo tengo mi buena cantidad de defectos; soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio porque aprendí una dura lección que me impuso la vida: que el odio termina estupidizando, nos hace perder objetividad frente a las cosas”, agregando: “Una cosa es la pasión y otra cosa es el cultivo del odio”. (la cursiva, la negrita y la subraya no son del discurso).

Esto, pese a que fue prisionero y torturado durante los doce años de dictadura que sometió a Uruguay (1973-85), con respecto a lo cual expresó: “…He pasado de todo en la vida: he estado seis meses atado con alambre con las manos en la espalda; irme de cuerpo por no poder aguantar en un camión y estar así dos días o tres; estar dos años sin que me llevaran a bañarme y tener que bañarme con un frasco, con una taza de agua y un pañuelo. He pasado de todo, pero no le tengo odio a nadie”. (la cursiva, la negrita y la subraya no son originales).

En el mentado evento, el exmandatario fue objeto de elogios por parte de los voceros de todas las agrupaciones políticas que tienen asiento en dicho congreso, de manera sobresaliente de la derecha, que hoy día gobierna en esa la nación. Destaca, aún más, que el representante del ultraderechista Cabildo Abierto, Guillermo Domenech, lo enalteciera, al punto de afirmar tener con él “grandes coincidencias” y mostrándose de acuerdo con que su país es hoy conocido en el mundo por la figura de Mujica.

Y en ese sentido, pacifista y signo de esa cultura democrática, Mujica, se refirió a un adversario político ya fallecido, conservador, del Partido Colorado Alejandro Atchugarry en los siguientes términos: “Un liberal de marca mayor; no un liberal en la economía, en la humanística…Supimos ser adversarios sin una ofensa a lo largo de los años”.  (la cursiva, la negrita y la subraya no son del texto)

Y, añadió:

“La política es la lucha por la felicidad humana, que suena a quimera…Algunas causas sobreviven y se tienen que transformar, y lo único permanente es el cambio y hay que dar espacio a las nuevas generaciones…”, para terminar dedicándole a la juventud, desde la tribuna pública: “Triunfar en la vida no es ganar; triunfar en la vida es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae”. Ovación total. (la cursiva, la negrita y la subraya no son del autor).

Para finalizar, ha asegurado que dicha renuncia no significa el abandono de la política. En consecuencia, su pensamiento, fundado en valores humanos, continuará resonando en toda Latinoamérica. Haciendo gala de la democracia uruguaya, a la que se le ha denominado “la democracia ejemplar de Sudamérica”.

Rememoro, en este preciso instante, un poema de Martí, escrito en 1891, que no puedo evitar el impulso de compartir:

“Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca

en junio como en enero

para el amigo sincero

que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

el corazón con que vivo,

cardo ni ortiga cultivo;

cultivo la rosa blanca.

…El poema, en este sentido, también reflexiona sobre la importancia de no guardar o cultivar rencores (cardos y ortigas) para aquellos que nos hacen daño o nos traicionan, para los que piensan distinto o no comulgan con nuestras ideas.” (cursiva, negrita y subraya fuera de texto)

Fuente: www.culturalgenial.com –Significado del poema Cultivo una rosa blanca de José Martí.

Timaná, Huila, 25 de octubre de 2020.

*Abogado constitucionalista, ex Personero Municipal de Timaná, ex Consejero Departamental de Paz del Huila.

VIDEO DE LA SEMANA

Las almas de los difuntos pernotan en las viviendas donde fallecieron

A %d blogueros les gusta esto: