INFORME ESPECIAL

No es la primera vez que ocurre violencia intrafamiliar en la gobernación del Huila

Hace varios años, antes de de ser aprobada y entrar en vigencia la ley que castiga severamente la violencia contra la mujer, en el propio palacio del Mosaico, un gobernador se hizo famoso en los corrillos políticos y callejeros por la tremenda paliza que le propinó a su esposa, al parecer y según cuentan, en las afueras del recinto

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

INFORME ESPECIAL

El capitán de la Policía, Jhonatan Andrés Martínez, que se desempeñaba como jefe de seguridad de la Gobernación del Huila, fue detenido en la madrugada del lunes 6 de julio, por un caso de violencia intrafamiliar.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Según se ha podido establecer, el uniformado fue sorprendido agrediendo a su compañera sentimental, la cual, debió recibir atención médica en un centro asistencial de Neiva.

Capitán Jhonatan Andrés Martínez

Después de conocerse este hecho, el capitán Martínez, fue destituido de su cargo como jefe de seguridad de la Gobernación, un puesto que ocupaba desde el 28 de diciembre del año 2019.

La Gobernación del Huila, en cabeza del ingeniero civil Luis Enrique Dussán López, mediante un comunicado rechazó categóricamente el hecho: “rechazamos contundentemente los actos de violencia intrafamiliar en los que está comprometido el exjefe de seguridad de la Gobernación del Huila, quien venía trabajando en esta dependencia desde el pasado 28 de diciembre de 2019. El caso del oficial en mención quedó en manos del Departamento de Policía Huila, quien es el directamente encargado de asignar a la persona que lo reemplace en sus funciones”.

Hasta el lunes en horas de la tarde, el oficial de la Policía se encontraba detenido en la URI de la Fiscalía, a la espera de que se resolviera su situación judicial.

No es la primera ves que estos hechos ocurren en la gobernación del Huila

Pero el hecho relacionado con el capitán Martínez, no es el primero que ocurre con personal adscrito a esta gobernación del departamento del Huila.

Hace varios años, antes de de ser aprobada y entrar en vigencia la ley que castiga severamente la violencia contra la mujer, en el propio palacio del Mosaico, un gobernador se hizo famoso en los corrillos políticos y callejeros por la tremenda paliza que le propinó a su esposa, al parecer y según cuentan, en las afueras del recinto.

Cuentan los que conocen del tema, que este mandatario de los huilenses, encontró a su esposa besándose con un funcionario de la gobernación y esto por supuesto desató la ira machista de aquel gobernador.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Según el relato de los que recuerdan el doloroso episodio, el mandatario sacó en horas de la noche a su compañera infiel, la llevó en carro oficial hasta las afueras de la ciudad, y en presencia de sus propios escoltas, le propinó una paliza con sus propias manos que la dejó en condiciones deplorables.

La señora por temor y seguramente para no hacer quedar mal a su esposo, y no ser escarnio de su propia vergüenza debido a la supuesta infidelidad, no instauró denuncia penal y esto por supuesto terminó en el divorcio de esta unión marital.

Los protagonistas ascendieron sin pena ni gloria

Lo curioso de este lamentable y deplorable episodio de violencia intrafamiliar, es que la prensa de la época, bien fletada claro está, ni siquiera mencionó el incidente y todo quedó en los comentarios del palacio del Mosaico, en corrillos de periodistas que apenas se reían del incidente, y en los comentarios callejeros.

Pero lo protagonistas de estos hechos tuvieron un final feliz. La ex esposa del gobernador la enviaron al exterior a un cargo diplomático de mediano perfil, el gobernador continuó con una exitosa carrera política y el supuesto amante también ostenta poder político y aspira a subir más alto.

Hoy la historia ha cambiado y este subalterno de la gobernación fue destituido de manera fulminante, sin siquiera ser denunciado por su compañera, para dar ejemplo de cómo se valora a la mujer y se protegen sus derechos. Son las cosas que ocurren en el Huila.

A %d blogueros les gusta esto: