nación

VÍDEO: Una yegua parió en un céntrico sector de Popayán

Miles de familias colombianas, sin trabajo, sin educación, marginados por una sociedad egoísta y un estado inclemente, que solo tienen como único recurso un caballo flaco, una desvencijada carreta de madera, con ruedas desgastadas, constituyendo su única fuente de empleo

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

NACIÓN

Las difíciles condiciones económicas en las que viven miles de familias colombianas, donde todavía tienen que recurrir a utilizar sus flacos y desnutridos caballos para acarrear carretas y transportar mercancías para ganar el sustento diario, hacen que estas situaciones sucedan en algunas ciudades.

Fue en la ciudad blanca de Colombia, la histórica y hermosa ciudad de Popayán, donde el pasado jueves 11 de junio se presentó un particular parto. En los alrededores de la Plaza de Mercado La Esmeralda, ubicada en el barrio del mismo nombre, una desnutrida yegua, utilizada por su tenedor como su motor para acarrear su carreta dio a luz un hermoso potrillo, allí en el andén de una de las calles.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

De inmediato salieron los llamados defensores de los derechos de los animales a pegar su grito en el cielo sobe el maltrato animal. Tienen razón en reclamar mejor trato para estos nobles animales, pero también deben mirar las condiciones de pobreza en la que viven miles de familias colombianas, sin trabajo, sin educación, marginados por una sociedad egoísta y un estado inclemente, que solo tienen como único recurso un caballo flaco, una desvencijada carreta de madera, con ruedas desgastadas, constituyendo su única fuente de empleo para ganarse unos pesos y poder llevar un bocado de comida a sus hijos, y encima de eso, pagar arriendo, y servicios públicos.

En muchas ciudades colombianas, y Popayán no fue la excepción, los mandatarios de turno en medio de las promesas electoreras, les prometieron a estos humildes trabajadores independientes, que les iban a sustituir sus caballos por carruajes de motor para cambiar su modo e vida y dejar de utilizar los animales para esos menesteres. Pero eso se quedó solo en promesas, y hoy esas situaciones como las de Popayán, y otras peores que se presentan en miles de pueblos y ciudades de Colombia, reflejan la irresponsabilidad de una clase política que también contribuye para que estas situaciones de maltrato animal se sigan presentando.

Que nadie tire la piedra antes de ponerse en los zapatos de quienes maltratan los animales porque ellos son los primeros maltratados.

Ver vídeo:

Vídeo cortesía de CAUCA NOTICIAS.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

A %d blogueros les gusta esto: