EL CORRILLO

Gazapera en la alcaldía de Pitalito, donde hasta el mandatario es agredido

Ha habido violentas agresiones verbales y otras donde el mandatario ha sido agredido físicamente, estas últimas solo han tenido ocurrencia en dos oportunidades desde 1988 hasta nuestros días

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

EL CORRILLO

Después de la elección popular de alcaldes en el municipio de Pitalito, son muchas las gazaperas que hemos podido conocer, unas porque fuimos testigos, otras porque a pesar del hermetismo han sido públicas, y muchas porque conocimos de oídas pero nunca fueron desmentidas por sus protagonistas.

Ha habido violentas agresiones verbales y otras donde el mandatario ha sido agredido físicamente, estas últimas solo han tenido ocurrencia en dos oportunidades desde 1988 hasta nuestros días.

Ha habido violentas agresiones verbales y otras donde el mandatario ha sido agredido físicamente, estas últimas solo han tenido ocurrencia en dos oportunidades desde 1988 hasta nuestros días

La pelotera de Jaime Cortés Espinosa con un concejal

Por allá a mediados del año de 1989, se presentó un incidente con el primer alcalde electo de Pitalito. En esos años Pitalito solo elegía 15 concejales y la coalición era muy difícil de componer pues en esos memorables tiempos los honorables no tenían sueldo, ni se preocupaban de contratos. Es decir, eran más dignos que ahora y conocían, y aplicaban los principios de la ética, tan escasa en estas épocas. Para armar una coalición el alcalde se limitaba a repartir secretarías y puestos. Ya existía el tráfico de influencias.  

Pues en esa fecha que les cuento, se rompió la coalición porque ya lo del famoso robo a Pitalito estaba comenzando a emitir feos olores y un grupo de concejales se aliaron para trabar las acciones del alcalde.

El mandatario para subsanar el impase echó mano del único concejal “anapista” de la época y lo convenció para que formara una débil coalición de 9, con los cuales podía maniobrar. Pero el costo fue muy alto porque este concejal le pidió medio gabinete y Cortés Espinosa tuvo que ceder a esas pretenciones.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Pero cuando ya el burgomaestre creyó que todo estaba consolidado, una noche ingresó el concejal al despacho del alcalde con otra hoja de vida en sus manos y le dijo al alcalde que era la de un conductor de vehículos, que necesitaba que lo nombrara de planta. El acalde se mostró muy molesto y con su voz ronca le gritó que “ya no más”, que “cómo se le ocurre pedir hasta eso”. El concejal con su pausado caminar, su voz medio apaisada y pausada le dijo, que si no accedía a nombrar esa persona entonces bien podía prescindir de los otros nombramientos y que él se unía a la oposición. El burgomaestre se levantó de su sillón bastante alterado, tomó la hoja de vida y mientras la revisaba le dijo al concejal: “Esta es la última concesión que le hago, porque al paso que usted va, mañana me pide culo y entonces me tocará que darle”. El concejal se alteró y alzó su voz diciendo: “No sea grosero señor alcalde, que yo esos malos gustos si no los tengo, y si los tuviera, al último que le pediría eso sería a usted”.  

Pelea de faldas en la alcaldía     

La otra anécdota que todo Pitalito se enteró fue después de la década del año dos mil, cuando la esposa del alcalde de turno protagonizó una escena de celos en el propio despacho del burgomaestre.

Fue todo un espectáculo, comidilla de las empleadas de la alcaldía que fueron testigos de esa escena de la cual por meses hablaron en todas partes. Por fortuna en esos años todavía no existían los celulares con la tecnología de ahora, porque de lo contrario todavía estarían rodando los vídeos en las redes sociales.

El primer alcalde agredido físicamente    

Hasta esos años todo eran palabras, algunas vulgares entre concejales o políticos con los burgomaestres de turno. Pero el primer incidente donde un alcalde fue golpeado por un concejal fue en el gobierno del difunto Carlos Arturo Giraldo Aragón (q.e.p.d.) cuando en una agria discusión un concejal del propio partido del burgomaestre le propinó tremendo sopapo al alcalde que lo dejó medio mareado, recuerdan los testigos.

El alcalde cuando se refería al tema, en privado claro está, se limitaba a decir que esa persona era muy grosera. Carlos Arturo Giraldo había recibido una educación muy humanista y no era hombre de peleas físicas, ni guardaba rencor con nadie, aun cuando fuera agredido verbal o físicamente.  

Los madrazos del alcalde   

Otro acalde se destacó por arrear la madre a algunos de sus colaboradores más cercanos. Fácilmente entraba en ira por cualquier cosa y más de un funcionario tuvo que aguantar verdaderas pataletas de su jefe.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Después se conoció que este burgomaestre tuvo que someterse a tratamiento con medicamentos psiquiátricos para controlar los altos índices de ansiedad que no podía manejar, ni controlar voluntariamente. Pero no pasó a mayores.

La agresión al actual alcalde  

En esta administración es conocida la gazapera de algunos funcionarios, que en plenos consejos de gobierno se sacan los cueros al sol y otros dan puñetazos a las mesas de los despachos.

El más agresivo verbalmente dizque es el secretario de Gobierno e Inclusión Social, José María Sánchez Torres, quien le ha gritado duros adjetivos al asesor Álvaro Castro Piso. Dicen que este último no contesta las agresiones de su contradictor.       

EL CORRILLO se enteró de una agresión física sufrida por el actual mandatario, cuando en un sitio, un subalterno suyo lo trató de encuellar y le profirió palabras soeces imposibles de transcribir aquí. Al parecer un concejal que en ese momento se encontraba cerca del mandatario, intervino para calmar los ánimos y las cosas se disiparon.

No sabemos si el agresor estaba pasado de tragos o lo hizo sobria y calculadamente, pero de ser cierto este incidente sería la segunda oportunidad que un mandatario laboyano es agredido físicamente. Hasta ahora cunden los rumores.

La danza de millonarios contratos de la alcaldía de Pitalito con personas que no se sabe qué hacen    

La próxima semana entregaremos dos informes especiales, debidamente documentados sobre lo que sería una verdadera danza de millonarios contratos de una nómina paralela, con personajes, algunos de ellos desconocidos, otros que ni siquiera residen en Pitalito, y nadie conoce en la alcaldía, fuera del alcalde claro está, devengando onerosas sumas de dinero que la ciudadanía laboyana tiene derecho a conocer, en una administración que habla de austeridad y aun peor, en tiempos de pandemia. No se pierdan esas perlas.       

A %d blogueros les gusta esto: