INFORME ESPECIAL

Escandaloso contrato de compra de recebo pone en duda la ética del alcalde de Pitalito

Este nuevo escándalo por la compra de este material, pone en duda la ética del burgomaestre laboyano, Edgar Muñoz Torres, cuya promesa de campaña fue la transparencia en el manejo de los recursos públicos, pero parece que esa promesa ha comenzado a desmoronarse

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

INFORME ESPECIAL

Otro escandaloso contrato para la compra de recebo/subbase, pone en entredicho la ética del acalde municipal de Pitalito, Edgar Muñoz Torres, sobre quien recae el actuar de sus subalternos que parecen ruedas sueltas en medio de escándalos que salpican al burgomaestre de los laboyanos, que por cuenta de estos escándalos comienza a perder credibilidad entre sus electores y la ciudadanía en general.

Intrapitalito y Empitalito

Los constantes escándalos ocasionados de parte de funcionarios de Intrapitalito, cuya directora parece no salir del marasmo en que está este Instituto, que casi a diario protagoniza choques con ciudadanos y personas trabajadoras, hace que la confianza en el mandatario laboyano haya empezado a invadir a la mayoría de la ciudadanía.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

En las Empresas Públicas de Pitalito, también cundió la desconfianza por presuntos derroches en algunos contratos suscritos por su gerente, pero al menos en esta empresa el ingeniero Henry Liscano Parra ha mostrado obras civiles y programas que pueden evidenciar un trabajo serio, que minimiza la desconfianza que en principio también alcanzó a minar los cimientos de la institucionalidad.

Compra de recebo con sobreprecios

El último escándalo denunciado por el Noticiero Andino de la emisora radial La Poderosa del Huila, consiste en una licitación ganada por la empresa  ECOLTA, cuya razón social es la comercialización de minerales, pero que según la denuncia no cuenta con las licencias ambientales para la explotación de material minero, constituyéndose en una falta grave, según lo estipulado en las normas disciplinarias impartidas por la Procuraduría General de la Nación.

A esto se añade el presunto sobreprecio de un material de recebo/subbase, que en la administración anterior se compraba este material a un costo de ($ 11.401) once mil cuatrocientos un peso, metro cubico, incluido el cargue, y a ($ 7.722) siete mil setecientos veinte y dos pesos, metro cubico sin incluir el cargue.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Pues ahora, ese material para el mantenimiento de las vía sin pavimentar del municipio y calles de la ciudad de Pitalito, se está comprando a la empresa mencionada a razón de ($ 36.000) treinta y seis mil pesos incluido el cargue, es decir, 3 veces más costoso que el otro recebo.

El material no cumple con las especificaciones

Como si lo anterior fuera poco, este material no cumple con las especificaciones estipuladas por las recomendaciones hechas por Invías, y por las normas de ingeniería requeridas para que estos materiales puedan ser utilizados en las vías con la calidad necesaria.

La misma interventoría de la Gobernación del Huila, en un estudio realizado en la pavimentación de la vía Saladoblanco-Oporapa, según lo denunció el Noticiero Andino, manifestó que el material no cumple como subbase y como base granular en ninguno de los apiques, por lo cual la compra de este material por parte de la Secretaría de Obras e Infraestructura de Pitalito, podría ocasionar un detrimento patrimonial a las arcas municipales.

En entredicho la ética del alcalde de Pitalito

Este nuevo escándalo por la compra de este material, pone en duda la ética del burgomaestre laboyano, Edgar Muñoz Torres, cuya promesa de campaña fue la transparencia en el manejo de los recursos públicos, pero parece que esa promesa ha comenzado a desmoronarse, pues si bien este contrato fue asignado mediante una licitación pública, tanto la empresa ganadora, como el material que no cumple los estándares de calidad, sumado a la falta de licencia ambiental, indica que la oficina de contratación y la misma secretaría de Obras e Infraestructura, en cabeza del ingeniero Sergio Andrés Quintana, estarían incurriendo en presuntos actos de corrupción que recaen en la cabeza del propio burgomaestre de los laboyanos.

A %d blogueros les gusta esto: