EDITORIAL

¿Señorío, o para-militarismo en Pitalito?

Siniestros personajes con aires de señorío, parece que utilizan a su amaño a la misma fuerza pública, legítimamente constituida, que debe estar subordinada a la autoridad civil, para llevar a cabo peligrosos operativos de desalojo a humildes familias que al parecer ocuparon predios de sus propiedades

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

EDITORIAL

Con profunda preocupación vemos como el municipio de Pitalito, ubicado en las ricas y frescas estribaciones del Macizo colombiano, en pocos meses registra una especie de sopor popular, quizá por la llegada del Santo Coronavirus, que haciendo apología a la Santa Inquisición de la época medieval, trajo consigo toda clase de atropellos por parte de los dueños del poder político y religioso, pero también de quienes detentaban grandes extensiones de tierra.

QUIERE SABER QUÉ ES:

LLAME O ESCRIBA AL: 3168093318

Hoy, Pitalito atraviesa por unos momentos históricos quizá nunca antes vistos desde las mismas instancias del poder, cuyos funcionarios, desde el jefe de la administración municipal hasta sus más humildes vasallos se creen con el derecho de imponer medidas y restricciones, violando de forma flagrante los más elementales preceptos constitucionales, rompiendo con el estado de derecho sin que haya para ellos personerías, ni defensorías del pueblo locales que regulen, quienes parecen también arrodillarse a ese poder otorgado por el pueblo pero mancillado como nunca.

Y como si fuera poco, unos siniestros personajes con aires de señorío, parece que utilizan a su amaño a la misma fuerza pública, legítimamente constituida, que debe estar subordinada a la autoridad civil, para llevar a cabo peligrosos operativos de desalojo a humildes familias que al parecer ocuparon predios de sus propiedades, sin orden judicial y menos bajo la vigilancia de una Personería, que reiteramos, está ahora bailando al mismo son que la pequeña tiranía que pretenden imponer en esta bella tierra.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

¿Acaso estas prácticas soberbias de una persona natural que pone a su servicio particular fuerzas o personas con armas no es para-militarismo? ¿Quieren revivir los oscuros años del 2001 y 2002 cuando trajeron a esta tierra para-militares con la anuencia de la administración municipal de la época? Razones no les debe faltar pues en esta administración están incrustados personajes siniestros que ayudaron en esa época a cometer semejante hazaña. Y las tenemos documentadas por si nos demandan por injuria y calumnia como suelen hacerlo aquellos personajillos con aires de ditadorzuelos.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Pero mientras esa fuerza pública parece haberse puesto al servicio del señorío con aires de señor de los cielos, pulula por el campo y la ciudad la delincuencia organizada y los asesinatos se multiplican en este municipio, sin que allí sí, opere esas fuerzas armadas destinadas precisamente para eso, para preservar la vida y los bienes de las personas.

Mientras tanto el vacío de poder en Pitalito es evidente. ¿Qué medidas tomó la administración municipal ante este atropello contra humildes ciudadanos? ¿Qué planes de vivienda implementará esta alcaldía para paliar el déficit de vivienda existente en Pitalito, que obliga a muchas familias a invadir predios ajenos? ¿Elevaron la queja ante el ministerio de Defensa o Dirección de la Policía porque sus agentes en Pitalito, al perecer obedecen más a personas particulares que a las mismas autoridades legítimas?

La ciudadanía laboyana debemos comenzar a detener, de forma contundente esta forma de pequeña tiranía que pretenden imponer unos pocos personajes en nuestro pueblo. Unos porque les otorgamos el poder legítimo mediante el voto popular y otros porque son propietarios de grandes extensiones de tierra superficial y se abrogan el derecho a dominar a todos.

A %d blogueros les gusta esto: