opinión

AUDIO: En el día de la maestra y el maestro

Sea, también, propicia la oportunidad para recordar y agradecer con toda el alma a las Maestras y Maestros rurales de tiempos ya pasados, auténticos quijotes, cuando la noble misión era mucho más ardua y fatigosa

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

OPINIÓN

EN EL DÍA DE LA MAESTRA Y EL MAESTRO
Escrito por: MANUEL SALVADOR MOLINA HURTADO*

En memoria de las Maestras Alicia y Emérita Castaño Molina, y Emma Molina Hernández.

“Maestra vieja de encaladas sienes

la miro iluminada como un rezo,
como una sabia que destila huellas
   para que los cachorros no se pierdan”.

Julio Hiraheta Santos, poeta salvadoreño.

Si bien es cierto que cualquier día es ideal para expresar sentimientos, también lo es que hay fechas que, precisamente, se tornan especiales y oportunas para manifestarlos. Así, resulta ser propicio el día de la Maestra y el Maestro para dirigir  sentidas y merecidas palabras a quienes, sin escatimar esfuerzo alguno, con su vocación y apostolado contribuyen a la consecución de una sociedad más justa y humana.

QUIERE SABER QUÉ ES:

LLAME O ESCRIBA AL: 3168093318

Por tanto, aprovecho esta ocasión para reconocerles y felicitarles por el enorme y fructífero esfuerzo que vienen desarrollando desde tiempos inmemoriales para sacar adelante los meritorios propósitos de formación y educación de las comunidades en búsqueda de vencer la ignorancia y el analfabetismo como instrumento para luchar contra el atraso y la pobreza. Siempre Madres, siempre Padres, más que Maestras y Maestros.  

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Gracias, por esforzarse día a día, por su comprensión y paciencia en las dificultades diarias, por procurar ser mejores personas y poder entregar más de sí, por el enaltecer el amor, el conocimiento, los valores y  la  justicia, por exhortar que la vida es bella a pesar de sus vicisitudes, y, en fin, por lograr que en virtud de ese esfuerzo y dedicación los que ayer y hoy fueron y son sus alumnos, durante toda su vida los recuerden con inmensa gratitud y los tengan presentes, siempre, como insigne ejemplo de vida a seguir.

Sea, también, propicia la oportunidad para recordar y agradecer con toda el alma a las Maestras y Maestros rurales de tiempos ya pasados, auténticos quijotes, cuando la noble misión era mucho más ardua y fatigosa. Para esto, nada más preciso que retrotraer el siguiente poema de RUBÉN SÁNCHEZ MEZA.  

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

 

“AL MAESTRO RURAL

Al canto del gallo emprende el camino, subiendo veredas, bajando hasta el río; en su sendero sólo lo acompañan los luceros y el canto del grillo. Llega a su escuela cansado y sudando, lo esperan alumnos con mucho cariño; trabaja entre risas, murmullos y cantos, practican y estudian con férreo ahínco. Regresa a su casa contento y tranquilo, subiendo veredas, bajando hasta el río; en su camino sólo lo acompañan el rumor del viento, la lluvia y el río. Volaron los días, los meses, los años, subiendo veredas, bajando hasta el río; incansable, jovial y sonriente fue labrando la conciencia del niño. Treinta generaciones ha visto pasar, sonríe con orgullo por aquellos que con mucho esfuerzo lograron triunfar y sufre callado en sus adentros por todos aquellos que se han quedado atrás…. El canto del gallo, los luceros y el grillo le honran en su olvidado sepulcro; y el rumor del viento, la lluvia y el río parece que dicen: ¡Gracias Maestro!”

Escuche un artículo en la voz de su autor:

Timaná, Huila, 15 de mayo de 2020

*MANUEL SALVADOR MOLINA HURTADO

Abogado Asesor
Ex Personero Municipal de Timaná, Huila
Ex Consejero Departamental de Paz del Huila

A %d blogueros les gusta esto: