INFORME ESPECIAL

A la torre materno-infantil de Neiva le robaron hasta la tubería de gases medicinales

Lo curioso es que precisamente a esta torre se le hizo una millonaria inversión por parte del gerente saliente del Hospital Hermando Moncaleano Perdomo, el medio Jesús Antonio Castro Vargas, el mismo que ahora suena para ocupar la gerencia de ESE Manuel Castro Tovar de Pitalito, para adecuarla en la atención de posibles pacientes con Covid-19

SI NO QUIERES ADQUIRIR EL CORONAVIRUS, POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

INFORME ESPECIAL

Este Rey de los elefantes blancos en el departamento del Huila, y quizá del surcolombiano, se comenzó a construir en noviembre del 2011 en medio de serios inconvenientes de diseño, invierno, falta de suministros, y claro está, temas financieros.

¿SUFRE USTED DE ENFERMEDADES INCURABLES Y DESEA SABER CÓMO SANARLAS? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Lo curioso es que precisamente a esta torre se le hizo una millonaria inversión por parte del gerente saliente del Hospital Hermando Moncaleano Perdomo, el medio Jesús Antonio Castro Vargas, el mismo que ahora suena para ocupar la gerencia de ESE Manuel Castro Tovar de Pitalito, para adecuarla en la atención de posibles pacientes con Covid-19.

Las adecuaciones anunciadas por el ex gerente, dos días antes de haber hecho dejación del cargo, no servirán para atender probables pacientes infectados en el pico de la pandemia. Al inspeccionar el lugar, se constató que no tenían las camas requeridas, como tampoco tenía las condiciones sanitarias apropiadas para la atención de posibles pacientes en los picos más altos de la pandemia.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Se robaron las tuberías de conducción de gases medicinales

Se constató que las áreas carecían de la línea de oxígeno, vital en esta emergencia sanitaria. También faltaban los puntos eléctricos. Y algo peor: la costosa tubería para transportar los gases medicinales, misteriosamente se la robaron, sin que nadie se diera cuenta.

Y aunque parezca increíble, el área no estaba acondicionada como se había afirmado, ni se ajustaba a los protocolos. Tampoco existía un plan operativo, vital para la fase de mitigación.

¿TIENE PROBLEMAS SEXUALES COMO IMPOTENCIA EN HOMBRES O FRIGIDEZ EN LA MUJER? POR FAVOR LLAME A ESTE NÚMERO O ESCRIBA AL WHATSAPP: 3168093318

La nueva gerente del Hospital, Constanza Sastoque, se fue muy entusiasmada a inspeccionar el lugar donde se recluirían los pacientes resultantes por la pandemia, pero se se llevó una gran decepción.

“Como la administración anterior había dicho que esa iba a ser la torre covid-19, pues nos fuimos a hacer la visita y encontramos que con las intervenciones que habían hecho se les había pasado por alto un detalle grande: No tenía controles eléctricos para que pudiera funcionar todo el sistema de aireación de la torre, incluidos los gases medicinales, es decir, la red por donde va el oxígeno”, reveló la nueva gerente del hospital al periodista Ricardo Areiza Sandoval.

La costosa obra convertida en el rey de los elefantes blancos del Huila

A este edificio, convertido en el ‘rey de los elefantes blancos’, se le han hecho inversiones que sobrepasan los 44 mil millones de pesos.

Esta obra fue proyectada hace diez años como una alternativa para atender los alarmantes indicadores de mortalidad perinatal, una de las más altas del país.

La primera fase tuvo un costo de 28.071 millones de pesos, de los cuales, el gobierno departamental aportó de los recursos de regalías petroleras, 16.289 millones de pesos y el resto el hospital, incluyendo avalúos, diseños, adquisición de los predios y la interventoría. Pero no se terminó. Ahora las inversiones ascienden a 44.000 millones y  terminarla y dotarla, según los cálculos costaría otros 60.000 millones.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Inicialmente la obra fue adjudicada al consorcio colombo-español Lopesan Fronpeca  por un valor de 23.362 millones de pesos. El consorcio no cumplió con el cronograma de obra civil, ni terminó la obra como estaba previsto. Solamente ejecutó $5.216 de los $7.008 millones que le giraron de anticipo.

De acuerdo al cronograma inicial la primera fase debía entregarse el 23 de octubre de 2012. Pero no se logró.

Aunque la empresa Lopesan Fronpeca certificó que tenía una liquidez del 1,5 del valor del contrato, una capacidad de endeudamiento del 50% del valor del contrato y un capital de trabajo igual o mayor al 60% del contrato, el flujo de recursos no se vieron reflejados en la ejecución de la obra y por el contrario, esa iliquidez terminó entorpeciendo  el desarrollo de la obra.

La torre que por diez años ha venido construyéndose como el Arca de Noé, aun no se sabe cómo se terminará pues el actual gobernador manifestó que no hará las inversiones que tenía previsto hacer.

Tampoco la actual gerente invertirá más recursos hasta no investigar a fondo porqué tanta demora en su ejecución, los robos a la tubería del oxigeno y el continuo desangre presupuestal sin que se vean las obras consolidadas.

“A ese contrato de 5.000 millones estaban pidiendo otra adición cercana a los mil millones de pesos. Ahí es cuando yo asumo el cargo y freno esa adición por mala planeación”, explicó la funcionaria al periodista Ricardo Areiza.

Fuente de la información: diario La Nación del Huila.

A %d blogueros les gusta esto: