VENTANA CULTURAL

Los Ruidos. (Tardes de poesía)

https://svcnoticias.com/ entrega a ustedes una nueva sección denominada Tardes de Poesía, donde publicaremos poemas, versos, sonetos y cantos de diferentes autores que a través de la historia han deleitado con su prosa a distintas generaciones de seres humanos

VENTANA CULTURAL

TARDES DE POESÍA

La palabra “poesía” viene del latín poiesis, que significa “cualidad de crear, hacer o producir”. Se trata de un acto creativo en donde se manifiestan la estética y la belleza a través de la palabra. La poesía es un género literario asociado a la capacidad expresiva y la sensibilidad artística que toma la forma de un verso, o en ocasiones de prosa.

¿SUFRE USTED DE ENFERMEDADES INCURABLES Y DESEA SABER CÓMO SANARLAS? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

https://svcnoticias.com/ entrega a ustedes una nueva sección denominada Tardes de Poesía, donde publicaremos poemas, versos, sonetos y cantos de diferentes autores que a través de la historia han deleitado con su prosa a distintas generaciones de seres humanos.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Hoy entregaremos tres bellos poemas del poeta colombiano Luis Vidales*, casi olvidado por las nuevas generaciones, que en el año de 1926 publicó su gran libro Suenan Timbres, donde recopila la mayor parte de su maravillosa obra poética. Estos tres poemas son: Los Ruidos, El Hueco y Perpetuum Mobile.

LOS RUIDOS

Ruidos de los cafés
que se escapan por las bocinas de los teléfonos.
Ruidos maravillosos de las casas.
Yo sé que cada casa
tiene sus ruidos especiales.
Así conozco la casa de mi amigo
y reconozco la mía
—de lejos—
entre la aglomeración de construcciones.
Ruidos en la ciudad que sólo es calles
y calles
en la ciudad que está de espaldas
volteada hacia adentro
hacia los interiores de las casas.
Ruidos de la época de las cavernas
que andan todavía en el mundo.
Ruidos.
Vosotros vagáis locos
buscando una salida
pero al igual que yo
no habéis podido encontrarla.
Ruidos.
Y ya lo mejor será

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

EL HUECO

Mis versos dicen.
Hueco
único sitio habitable.
Casas.
Casas.
Casas.
Huecos interrumpidos por paredes y puertas.
Huecos divididos en cuadros.
Mi vida
mi vida transeúnte
está llena de las troneras
de las horribles cavernas
que las casas les hacen a los huecos.
Y ya no puedo
borrar en mí la sensación
de los huecos de la ciudad
encerrados en los cajones de los cuartos.

PERPETUUM MOBILE

Mis versos cantan que en el mundo
las líneas de los cuartos
de los asientos
de las mesas
corren vertiginosamente
alrededor de sus objetos.
Que los dibujos del centro del cielo raso
giran como ruletas
y que ejecutan danzas macabras
los arabescos de los baldosines.
Que cada edificio
gira dentro de sí mismo
y que los árboles
y las calles
y las cosas
viven bailando eternamente
el baile eterno
de la línea que huye.

El poeta Luis Vidales

*Luis Vidales nació en CalarcáQuindíoColombia, el 26 de julio de 1904 , y falleció en la ciudad de Bogotá14 de junio de 1990).

Fue un poeta y ensayista colombiano. Su primera obra, Suenan timbres (1926), es el mejor y casi único poemario vanguardista en Colombia, por la vocación de ruptura con los esquematismos y la búsqueda de nuevas formas para expresar la sensibilidad contemporánea; este libro fue muy valorado por Borges y Huidobro.​

En Bogotá fue miembro fundador del grupo literario Los Nuevos en el que participa de diversas tertulias literarias y políticas, junto a Luis TejadaRicardo Rendón y León de Greiff, entre otros.

Luis Vidales es el cuarto hijo de Roberto Vidales y Rosaura Jaramillo de Vidales, y nació en la hacienda Río Azul, jurisdicción de Calarcá, el 26 de julio de 1904 según los registros bautismales, pero al parecer en realidad cuatro años antes (1900) según datos familiares (la Guerra de los Mil Días y el hecho de que sus padres fueran liberales radicales y masones parece haber impedido su bautismo durante cuatro años).

Los primeros años de su infancia transcurrieron en Honda, a donde la familia se había trasladado al terminar la guerra civil. Sus estudios primarios fueron dirigidos por su padre, de quien guardó siempre un recuerdo tierno y agradecido. Igualmente estuvo al cuidado de una vieja negra guineana, esclava manumisa.

La familia decidió establecerse en Bogotá cuando los cuatro hijos (Silvia, Roberto, Clara y Luis) llegaron a la edad de 17 para iniciar sus estudios secundarios. Luis Vidales hizo los suyos en el Colegio del Rosario, de donde egresó con excelentes calificaciones y una clara vocación literaria, a los dieciséis años de edad. Participaba entonces en manifestaciones políticas en favor de los artesanos y trabajadores, en tertulias literarias juveniles y en discusiones ideológicas con liberales radicales, anarquistas y socialistas. Al mismo tiempo comenzó a trabajar en el Banco de Londres & América del Sud como jefe de contabilidad, pese a su juventud.

A %d blogueros les gusta esto: