EDITORIAL

La pantomima de Duque pidiendo a Guadió la deportación de Aída Merlano

Obviamente el señor Juan Guaidó no tiene ningún poder, ni injerencia en la justicia venezolana pues su poder es simbólico e imaginario, y el canal regular y legítimo para extraditar, y deportar a la señora Merlano es la cancillería venezolana del gobierno de Nicolás Maduro

EDITORIAL

¿SUFRE USTED DE ENFERMEDADES INCURABLES Y DESEA SABER CÓMO SANARLAS? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

La improvisada política exterior del gobierno del presidente Duque en sus relaciones con Venezuela, al reconocer a un presidente imaginario, de papel como a Juan Guadió, tiene hoy en aprietos jurídicos para traer de vuelta a la prófuga de la justicia Aída Merlano.

AQUÍ TENEMOS UN SITIO RESERVADO PARA SU PUBLICIDAD, LLAMA YA AL 3204002929

Las autoridades policiales venezolanas hicieron el trabajo que no hicieron las colombianas durante la fuga y posterior permanencia de la prófuga en territorio colombiano, que según se ha revelado permaneció dos meses en nuestro país sin que nadie se enterara dónde se escondía.

Después de dos meses de estar residiendo en el Puerto de Maracaibo, la policía judicial venezolana la capturó obedeciendo a la orden de la circular roja de la Interpol.

Pero ahora, la cancillería colombiana, que en un acto de apresuramiento y falta de olfato político internacional, cortó relaciones con el gobierno legítimo de Nicolás Maduro y en cambio reconoció un gobierno invisible, inexistente y de papel como el de Juan Guadió, haciendo una verdadera pantomima solicita a este que extradite o deporte a la presa Merlano.

No deja de ser cómico y hasta ridículo semejante majadería, hecha por una cancillería y el ministerio de Justicia, poniendo de burla a todo el pueblo colombiano, solo por la necedad de reconocer un gobierno de facto que trató de usurpar el poder soberano de un país hermano, que en elecciones democráticas eligió a Nicolás Maduro como su presidente.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Obviamente el señor Juan Guaidó no tiene ningún poder, ni injerencia en la justicia venezolana pues su poder es simbólico e imaginario, y el canal regular y legítimo para extraditar, y deportar a la señora Merlano es la cancillería venezolana del gobierno de Nicolás Maduro.

De forma habilidosa la señora ministra de Justicia de Colombia solicitó al presidente de papel Juan Guadió la deportación de la señora Aída, a sabiendas de que el legítimo gobierno de Nicolás Maduro lo hará en las próximas horas, pues al no tener una solicitud formal del gobierno colombiano para extraditar la prófuga de la justicia, la única salida jurídica que le queda es deportar a esa señora a su país de origen.

Ni siquiera el gobierno de los Estados Unidos (potencia mundial) en los momentos más difíciles dejó de tener relaciones diplomáticas con el gobierno de Cuba, para solucionar los impases más espinosos. Y hoy, continúa teniendo canales diplomáticos con el gobierno legítimo de Venezuela, es decir, de Nicolás Maduro, y el mismo Mike Pompeo reconoce que continúan dialogando con voceros del gobierno de Maduro, y estos a su vez, por medio de Diosdado Cabello, confirman esos diálogos.

¿Si lo hace una potencia mundial, porqué nuestro país es la excepción?

A %d blogueros les gusta esto: