EL CORRILLO

La unidad de Franky Vega con Javier Valderrama, Yider Luna y el Charanguismo. Lea EL CORRILLO

Todos estos movimientos políticos tendrían que terminar apoyando al abogado Franky Alexander Vega Murcia, con el propósito de ir hasta la recta final y derrotar la hasta ahora imparable candidatura del psicólogo Edgar Muñoz Torres

EL CORRILLO

Este vídeo le puede interesar, véalo por favor:

Desde hace varios meses se viene gestando una coalición política denominada TOCONED, Todos Contra Edgar, donde confluirían las fuerzas lideradas por Franky Alexander Vega, Javier Valderrama, Yider Luna, y quien lo creía, hasta el movimiento Charanguista liderado por el sociólogo Felipe Narváez y quien funge como candidato a la alcaldía, el periodista Melquisedec Torres.

Todos estos movimientos políticos tendrían que terminar apoyando al abogado Franky Alexander Vega Murcia, con el propósito de ir hasta la recta final y derrotar la hasta ahora imparable candidatura del psicólogo Edgar Muñoz Torres.

AMIGAS Y AMIGOS POLÍTICOS AQUÍ HAY UN ESPACIO PARA SU PUBLICIDAD. LLAMA YA AL 3204002929

Sin embargo, en las últimas dos semanas comenzó a diluirse ese propósito, quedando Franky Vega intrigado ante las jugadas políticas de sus colegas candidatos que en principio parecían decididos a atajar a Muñoz Torres.

Javier Valderrama Yagüé

Javier Valderrama Yagüé irá hasta el final   

De acuerdo a informes obtenidos por EL CORRILLO, la coalición entre Franky Vega y Javier Valderrama estaba cogida de los cuernos y no faltaba sino un pequeño detallito.

Al parecer el candidato Franky Vega había logrado ponerse de acuerdo en lo “programático”, adjetivo que solo entienden los que hacen política, con Javier Valderrama, y solo faltaba firmar el “programático” en alguna parte. 

Pero por otro lado el sector uribista que respalda a Edgar Muñóz, desde que Javier Valderrama fue ungido como candidato a la alcaldía, al parecer estaban convenciendo al senador Ernesto Macías Tovar para que “bajara” al ingeniero civil de su candidatura y oficializara la adhesión a Franky Vega.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Hace tres semanas, entre un sábado y domingo, llegó el soberbio senador decidido a decirle a Valderrama que se hiciera a un lado y se adhiriera  Franky, que era lo más coherente y no a Edgar como lo proponían los disidentes. Y fue allí donde se armó la de Troya.

La pataleta del diputado Antonio Peña

El diputado Antonio Peña armó una pataleta de amo y señor mío y dizque le hizo saber al senador de la “jugadita” que presentaría renuncia a su escaño como diputado y al mismo partido Centro Democrático, si insistía en sacar a Javier Valderrama de la contienda política.

Y no fue cuento dicen algunos de los que estaban presente en esa reunión, que entre otras cosas fue en su propia residencia, que envió vía internet su carta de renuncia, nada menos que al propio ex presidente Álvaro Uribe.

Pasada una hora la cosa se calmó y finalmente el senador Macías, seguramente temeroso de que su jefe Uribe le llamara la atención, decidió reunirse en los jardines de la casona y gravar un vídeo donde reafirma que Javier Valderrama Yagüé continuará su campaña hasta el final.

Vea los vídeos:

Algunos correligionarios del Centro Democrático se preguntan porque tanta obstinación del diputado Antonio Peña en llevar al ingeniero Javier Valderrama hasta el final de la contienda electoral. ¿Qué intereses tiene el diputado en lanzarse a una aventura incierta? Interrogan otros.

El diputado Antonio Peña esgrime como argumento fundamental, que apoyar a Franky Vega sería apoyar las fuerzas de izquierda, que según él tienen arrodillado al país con los acuerdos de paz, porque a Franky Vega lo avala el Mais, partido que según el diputado Peña fue el que avaló a Petro, y no es más que otro instrumento de la izquierda y de las mismas desmovilizadas guerrillas.    

Lo cierto es que el Centro Democrático mantendrá su candidato hasta el 27 de octubre, terminando eso sí, divididos, y la anhelada alianza con Franky Vega se desvaneció.

La campaña del ingeniero Javier Valderrama arrancó con nuevos bríos, haciendo cambios substanciales en sus cuadros estratégicos de campaña, con nuevo jefe de prensa, muy valioso por cierto pues se trata del periodista Gerardo Valencia Gutíerrez, quien ha comenzado a darle nuevos aires a la campaña publicitaria.

Yider Luna Joven

Yider Luna se muestra esquivo

El que también comenzó a hacerle el quite a Franky Vega es el candidato Yider Luna Joven. Dicen los que saben que hasta hace dos semanas se habían sentado a dialogar para tratar de llegar a algún acuerdo, “programático” o de cualquier otra índole, pero todo se ha vendido diluyendo y el líder popular ha redoblado su campaña en los últimos días.

Todo indica que Yider se jugará sus cartas hasta el final de la contienda electoral y no obstante los pronósticos de que Egdar Muñoz ganará las elecciones, Yider Luna no da su brazo a torcer y ha recargado sus baterías lanzando una agresiva campaña, diseñando un llamativo programa de gobierno demagógico, que incluye casas para los pobres, agua potable gratis para estratos bajos, mandar al carajo a los guardas de tránsito, crear un banco, comprar carros para los llamados “zorreros” y como culebrero que vende pomadas en plazas de pueblo se muestra como la única panacea para aliviar todos los males de Pitalito.  

Sin embargo, algunas voces de ciudadanos tímidos dicen que este ex concejal no es sino un fanfarrón, al estilo del gobernador Carlos Julio González Villa, pues aunque estuvo en dos periodos en el concejo, no fue mucho lo que hizo desde esa corporación.

EL CORRILLO también conoció que su campaña está pobre de recursos económicos por lo que se colige que su carrera no llegará muy lejos, y que estaría lanzando piropos a una campaña, que no es la de Franky Vega, para aliarse o en el mejor de los casos para que oxigenen sus faltriqueras y mantener dividido el escenario electoral. Adivinen ustedes quién se beneficiará de esa atomización de candidatos.

Franky Vega en compañía del ex alcalde Pedro Martín Silva

La decepción de Franky Vega  

A decir verdad los que conocen a Franky Vega y lo acompañan en sus correrías, dicen que está decepcionado de no haber podido cosechar la unificación del TOCONED, y ahora anda un poco alicaído pero estimulado por el ex alcalde Pedro Martín Silva que por teléfono le da ánimo todos los días.

El Triángulo de las Bermudas   

 El Triángulo de las Bermudas es un área geográfica con forma de triángulo equilátero situada en el océano Atlántico, entre las islas Bermudas, Puerto Rico y la ciudad estadounidense de Miami (en el estado de Florida). Al unir estos tres puntos con una línea imaginaria se forma un triángulo de unos 1600 a 1800 km de lado, y una superficie de 1,1 millones de km² aproximadamente equivalente a todo territorio de Colombia.

En esa área marina han desaparecido misteriosamente embarcaciones y hasta aviones, sin que nadie conozca con exactitud o explicación científica, qué es lo que ha originado esas desapariciones.

Un firme allegado a la campaña del abogado Franky Alexander Vega, que pidió a EL CORRILLO guardar su anonimato por obvias razones, comparó al doctor Franky con el Triángulo de las Bermudas.

“Primero nos hizo hablar como conservadores y hasta nos hizo sentir como tal, esperando un aval que ya sabíamos se lo otorgarían al psicólogo Edgar Muñoz”. Este fue el primer punto del triángulo. “Después nos llevó al movimiento Mais, partido que le otorgó el aval y nos hizo sentir como verdaderos aborígenes”. Ese constituyó el segundo punto del triángulo. “Y para terminar con el tercer punto del triángulo, hace dos semanas nos llevó al partido liberal para apoyar la candidatura del ingeniero Luis Enrique Dussán a la gobernación del Huila. Nos sentimos como el triángulo de las Bermudas”, dijo el anónimo copartidario de Franky, y terminó diciendo: “ahora falta que nos desaparezca como las naves del triángulo de las Bermudas”.

Edgar Muñoz Torres

Cacería de brujas en la campaña de Edgar Muñoz Torres

Mientras se diluyó la fallida coalición del TOCONED, el psicólogo Edgar Muñoz crece como la espuma del ponche elaborado con claras de huevo batido con artefacto eléctrico, y a diario no alcanza a cubrir el sinnúmero de mítines en barrios y veredas del municipio.

Sin embargo, dicen los más cercanos del círculo del candidato, que dentro del equipo de campaña se ha desatado una verdadera cacería de brujas.

La dirección del equipo de trabajo ahora dicen que se parece al parlamento europeo y que se compone de cerca de 100 miembros, que se reúnen todos los lunes para debatir las proyecciones semanales.

Dicen que en algunas de esas reuniones hay algunos miembros que comienzan a hablar y señalar que fulano, zutano y mengano, incluyendo claro está al género femenino, es infiltrado y que toma audios y vídeos para llevarlos a las campañas enemigas. Algunos, dizque muestran un verdadero cuadro de paranoia.

Sin embargo, el psicólogo Muñoz Torres, como buen conocedor de la teoría de la autoestima, descrita por Abraham Maslow, y quien la aplica para su vida diaria, dizque los calma como el buen padre consuela a sus hijos ante el fenómeno de los fantasmas y todo termina en continuar la ruta trazada, sin miedo ni desviaciones.  

Felipe Narváez y Melquisedec Torres

El Charanguismo no le jaló al TOCONED

El movimiento Charanguista, bajo el eslogan de no hará nada, pero no robará, liderado por el sociólogo Felipe Narváez, tampoco le jaló a la coalición Todos Contra Edgar, y continúa su campaña con miras al 27 de octubre, en medio de adhesiones, pero también de alguno que otro intolerante y amargado que por su falta de humor no comprende que en estas justas electorales es bienvenida la sátira, que le pone humor al momento histórico, frente a la a veces agria campaña de algunos candidatos que no hallan qué hacer para llamar la atención de los electores.    

“El síndrome del siglo XXI, de estos primeros 18 años que llevamos de siglo, es el ascenso del fanatismo, el chovinismo y la intolerancia religiosa en todo el mundo”, dijo el escritor israelí Amos Oz. Nada mejor que el humor y la sátira para combatir tan mortales enemigos.