EDITORIAL

¿Dónde está la Aldea de la Felicidad prometida para Pitalito?

No obstante la promesa del gobernador, la verdad es que se trató de otro embuste más como la construcción del anillo turístico del sur que se quedó a mitad de camino, sin el puente sobre el río Magdalena, y peor aun, sin el dinero destinado para tan magna obra

EDITORIAL

Una de las promesas del gobernador del Huila Carlos Julio González Villa, de la cual se apersonó también la diputada Sandra Hernández, fue la construcción en Pitlito de un sitio recreacional denominado Aldea de la Felicidad.

El sitio que está ubicado frente al viejo y destartalado edificio que alberga la Empresa de Servicios Públicos, sería el escenario para tan imaginaria y quimérica obra, solo concebida en la mentalidad marrullera de los poltiqueros que hoy reclaman nuevamente al electorado su favor para conservar sus espacios de poder.

No obstante la promesa del gobernador, la verdad es que se trató de otro embuste más como la construcción del anillo turístico del sur que se quedó a mitad de camino, sin el puente sobre el río Magdalena, y peor aun, sin el dinero destinado para tan magna obra.

Sin embargo, por estos días no hemos escuchado a la diputada Sandra Hernández, quien anda en apuros buscando votos pues los de hace cuatro años le son esquivos, hablar o decir qué pasó con la Aldea de la Felicidad.

También es bueno interrogar a los aspirantes a repetir concejo por Cambio Radical, el partido de los González Villa, porqué no presionan al mandatario departamental para que cumpla con Pitalito, la palabra empeñada.

Todo indica que ahora que están en campaña política los que andaban de la mano del gobernador marrullero, buscando de forma afanosa conseguir votos para seguir en sus escaños sufrieron un trauma de amnesia cerebral, pues no hablan ya de la novelesca Aldea de la Felicidad, solo encontrada en la obra magistral de Las Mil y Una Noche.