EL CORRILLO

Dussán y Villalba fueron defensores del Quimbo. Lea EL CORRILLO

El senador Rodrigo Villalba Mosquera, siendo gobernador del departamento del Huila (2004-2008) defendió la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo, y ambientó otros proyectos que se irían a ejecutar a futuro a lo largo del alto Magdalena

EL CORRILLO

El hoy candidato a la gobernación del departamento del Huila por el partido Liberal y una coalición de partidos y movimientos alternativos, ingeniero Luis Enrique Dussán López, fue en su momento defensor de la construcción de la hoy cuestionada hidroeléctrica de Hidroituango en el departamento de Antioquia y también de las “bondades” de El Quimbo en el departamento del Huila.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO

La historia que no miente

Y fue precisamente en uno de esos memorables debates en el congreso de la república, cuando Luis Enrique Dussán representaba a los huilenses en la Cámara de Representantes, según el vídeo que circula en redes sociales, soltó la perla: que los proyectos mineroenergéticos para el departamento del Huila constituían un excelente potencial. Y elogió a la central hidroeléctrica de Betania, al nuevo proyecto de El Quimbo, que en esa época estaba en estado embrionario, y se refirió a “otros” proyectos hidroenergéticos sobre el río Magdalena.

Por favor ver el audio de Luis Enrique Dussán:

Queda claro que el hoy candidato a la gobernación del Huila, Luis Enrique Dussán López, no tiene la suficiente autoridad ética y moral para decir a los cuatro vientos, que bajo su gobierno no habrán represas en el Huila, cuando hace varios años fue defensor del modelo neoliberal, mineroenergético, el mismo que continúa imperando en todo el país, y en el Huila bajo el gobierno del presidente Iván Duque, al que él y el senador Rodrigo Villalba ayudaron a elegir.

¿DESEA QUE LIMPIEN SU CASA, APARTAMENTO O EMPRESA? ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Tampoco puede hacer sonar la matraca de decir que el responsable de El Quimbo fue el otro candidato Carlos Ramiro Chávarro, cuando él, Luis Enrique Dussán, defiende explicitamente las bondades de ese proyecto.

Y no se entiende porqué movimientos como los partidos Polo Democrático Alternativo, Movimiento Mais y Colombia Humana-Unión Patriótica, cuyos líderes han esgrimido a los cuatro vientos que están en contra del modelo económico neoliberal y del modelo extractivista mineroenergético, no hayan dado el aval al defensor del territorio Miller Dussán Calderón, y en su defecto estén ayudando a quien hizo todo lo contrario siendo representante a la Cámara.

Rodrigo Villalba, gran gestor del Quimbo

Por su parte el senador Rodrigo Villalba Mosquera, siendo gobernador del departamento del Huila (2004-2008) defendió la construcción de la hidroeléctrica El Quimbo, y ambientó otros proyectos que se irían a ejecutar a futuro a lo largo del alto Magdalena.

La denuncia la hizo el ex candidato a la Cámara de Representantes “Tito” Murcia, en un vídeo que puso en circulación en las redes sociales, donde con su caracterizada dialéctica expone motivos y exhibe documentos, certificando la actitud del hoy senador liberal con las políticas neoliberales y el modelo extractivista mineroenergético para el departamento del Huila.

Recomendamos ver el vídeo:

Se destapan las ollas que calientan la campaña a la gobernación

Se comienza entonces a destapar las ollas malolientes que desenmascaran las campañas de quienes hoy se presentan como los adalides del medio ambiente, y los mesías que supuestamente defenderán a los huilenses de los peligros de las represas, y para ello disparan dardos venenosos y repican la matraca contra la campaña que está por encima de las encuestas para ver si logran conseguir réditos electorales como lo hizo hace cuatro años el marrullero gobernador Carlos Julio González Villa.

Por fortuna hoy la nuevas tecnologías y las redes sociales nos ayudan a revivir la historia, la verdadera historia, esa que muchas veces nos ocultan pero que sale a la luz pública para que el electorado incauto no caiga en trampas.

Y como dice el dicho de cajón: entre bomberos es mejor no pisarse la manguera.