INFORME CONFIDENCIAL

Al ritmo de Reggaeton pretenden desprestigiar a Carlos Ramiro Chávarro

SVCNoticias.com conoció de forma confidencial el ritmo que en los próximos días será estrenado por las redes sociales, con el malévolo propósito de desacreditar el nombre que figura en encuestas y mediciones aleatorias, en primer lugar en las preferencias de los huilenses para ocupar el Palacio del Mosaico, a partir del próximo primero de enero de 2020

INFORME CONFIDENCIAL

Utilizando voluptuosos ritmos extraídos del género musical del Reggeton, donde los eróticos sonidos conjugados de diferentes instrumentos estimulan las neuoronas cerebrales del gusto, el placer y el deleite, un grupo de creativas mentes, pero de pensamiento perverso, compusieron una pieza musical, donde en su letra cantada pretenden revivir la matraca contra el nombre del aspirante a la gobernación del Huila Carlos Ramiro Chávarro Cuéllar.

¿DESEA QUE LIMPIEN SU CASA, APARTAMENTO O EMPRESA? ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

SVCNoticias.com conoció de forma confidencial el ritmo que en los próximos días será estrenado por las redes sociales, con el malévolo propósito de desacreditar el nombre que figura en encuestas y mediciones aleatorias, en primer lugar en las preferencias de los huilenses para ocupar el Palacio del Mosaico, a partir del próximo primero de enero de 2020.

A decir verdad, el ritmo es pegajoso y puede engomar a más de un incauto. Quienes gustamos de escuchar música de distintos géneros, podemos decir que este ritmo reggetonero, del que nos llegó un audio antes de su estreno, es bueno y ha sido hecho con calidad de sonido, tanto en lo instrumental como en sus voces. Lástima que estos creadores y arreglistas de géneros musicales se presten para hacer estos trabajos en detrimento de una persona que lo único que busca es llegar a la gobernación del departamento del Huila, para servir a su comunidad con altura y dignidad.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

¿Pero quién está detrás de esta campaña sucia? Nuestros periodistas se dieron a a la tarea de investigar quién o quiénes están detrás de estas campañas que rayan con la indelicadeza y la indecencia. ¡Quedamos sorprendidos! Porque no salió de la campaña, entre otras cosas muy exitosa, de Héctor Javier Osorio Botello, ni del empresario Manuel Macías, y mucho menos del ya desaparecido políticamente en las encuestas Armando Saavedra. Todo indica que al parecer proviene de la campaña que ocupa el segundo lugar, aunque muy lejos de Carlos Ramiro, en las encuestas para la gobernación.

No deja de ser sorprendente que presuntamente llegue de quienes hace cuatro años acompañaron, o al menos así lo hicieron creer, al entonces candidato a la gobernación Carlos Ramiro Chávarro, y estuvieron en contra del actual gobernador Carlos Julio González Villa, quien precisamente utilizó la misma guerra sucia para atacar a su contendor con la retahíla del Quimbo.

Creemos que no es el candidato contrario de esta nueva jornada histórica, cuyo nombre es difícil de vender, pero que ocupa el segundo lugar en las encuestas pues es un hombre de alcurnia, egresado de una de las mejores universidades del país, a quien conocemos por su decencia y excelsas relaciones humanas, el autor de este mamotreto, o al menos quien orientó a sus creadores. Creemos que se trata como siempre de personas apasionadas que existen en todas las campañas políticas, que rayando con la ética, transgreden el decoro para hacer política, y no controvierten con ideas y argumentos convincentes, sino que recurren a estas bajas formas de ataque retrechero y malévolo.

Pero pueden estar seguros que ya esta matraca no causará impresión en los huilenses, quienes en su gran mayoría ven en Carlos Ramiro Chávaro un hombre sencillo, vulnerable a estos ataques rastreros, de los cuales hace cuatro años no supo defenderse, y que hoy pretenden revivir con el ánimo de engañar al pueblo. Hoy ese pueblo huilense, tarde comprendió que fue un error fatal elegir un embaucador, en lugar de haberlo hecho por este líder, que en esta oportunidad es irrebatible, y no lo detendrán pasquines, calumnias y menos los ritmos juveniles del noble género del reggeton, cuya pieza musical la convirtieron en dardo venenoso para esta ocasión.