política

Murió el ex senador Enrique Gómez Hurtado, a sus 92 años

El abogado y economista, hermano del asesinado excandidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado, falleció en la mañana de este sábado

POLÍTICA

Enrique Gómez Hurtado, exsenador conservador, hijo del expresidente Laureano Gómez y hermano del asesinado líder Álvaro Gómez Hurtado, falleció este sábado a sus 92 años. El abogado y economista de la Universidad Javeriana, fue, además, concejal de Bogotá, presidente del Comité Olímpico Colombiano y director del periódico El Siglo.

¿DESEA QUE LIMPIEN SU CASA, APARTAMENTO O EMPRESA? ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Era el menor de los hermanos Gómez Hurtado, hijos del expresidente y de María Hurtado. Luego de ser nombrado presidente del Comité Olímpico Colombiano a los 25 años, tuvo que salir exiliado cuando el general Gustavo Rojas Pinilla sacó a su padre del gobierno con un golpe de Estado en 1953. Mientras vivió en España, Gómez conoció a María Ángela Martínez, su esposa, con quien tuvo cuatro hijos, quienes todavía figuran en algunos escenarios de la realidad nacional: Rafael, economista, María Ángela, cirujana plástica; Miguel, exrepresentante a la Cámara; y Enrique, abogado y quien, admás, ha liderado el proceso para el esclarecimiento de la muerte de su tío Álvaro Gómez.

Las polémicas posiciones del exsenador, en contra del aborto o en defensa del exministro Andrés Felipe Arias, lo llevaron al ojo del huracán en más de una ocasión. Asimismo, el revelador testimonio que plasmó en su libro “¿Por qué lo mataron?”, sobre el asesinato de su hermano, que todavía está por esclarecerse, es uno de los documentos que más ha aportado al avance de la investigación de este magnicidio.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Aunque en 2010 se unió a la campaña presidencial de Juan Manuel Santos, Gómez Hurtado, años después, se unió a los hijos de Mariano Ospina y Guillermo León Valencia, para enviarle una carta al presidente del Partido Conservador, David Barguil, pidiéndole que retirara el respaldo de esa colectividad al gobierno. En la dura carta le decían a Barguil que Santos, “parece estar dispuesto a entregar el futuro de los colombianos a un extraño aparato de mando que será dominado por las fuerzas comunistas que integran los grupos guerrilleros que están dentro y fuera de la mesa de negociación de La Habana, de la que saldrá una supuesta paz que no será cosa distinta a una rendición disfrazada”.

Información tomada por cortesía del diario EL ESPECTADOR de Bogotá.