INFORME ESPECIAL

Los nexos para-militares que condenaron al ex gobernador del Caquetá Álvaro Pacheco

Revisadas las 124 páginas del fallo, encontramos que la consolidación de las autodefensas en el departamento coincide con el ascenso en cargos públicos del exgobernador y que la Corte deja la puerta abierta para la Fiscalía lo investigue por narcotráfico

INFORME ESPECIAL

La semana pasada el Partido Liberal le envió al Presidente Iván Duque una terna para que escoja al gobernador encargado de Caquetá que va a terminar el periodo que no alcanzó a cumplir el condenado por parapolítica Álvaro Pacheco

Mientras Duque decide (la terna la integran Aminta Cedeño, Martha Arenas y Jorge Murillo, todos funcionarios de la Gobernación y de confianza del exgobernador), se conocen nuevos detalles del fallo que la Corte Suprema de Justicia sacó a comienzos de junio y que llevó a Pacheco a la cárcel

El fallo, que revocó lo que había dicho un juez de primera instancia en Florencia que declaró inocente a Pacheco, muestra cómo los paramilitares se apoyaron en el exgobernador y otros funcionarios de entidades públicas para crecer política y militarmente en Caquetá, donde históricamente mandaron las Farc. 

Conexiones que la Corte Suprema pudo establecer con los testimonios que rindieron por lo menos seis exparamilitares que se sometieron a la Ley de Justicia y Paz, que se creó en 2005 para desmontar esas estructuras ilegales a cambio de rebajas de penas y otros beneficios. 

¿DESEA QUE LIMPIEN SU CASA, APARTAMENTO O EMPRESA? ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Revisadas las 124 páginas del fallo, encontramos que la consolidación de las autodefensas en el departamento coincide con el ascenso en cargos públicos del exgobernador y que la Corte deja la puerta abierta para la Fiscalía lo investigue  por narcotráfico. 

Pacheco le fue útil a los paramilitares desde que llegaron

La Corte condenó a Pacheco porque ayudó a consolidar al Frente Sur Andaquíes, FSA, que fue el brazo paramilitar en Caquetá del Bloque Central Bolívar, que manejó alias ‘Macaco’. 

El FSA fue la cara DE LA SEGUNDA INCURSIÓN PARAMILITAR en ese departamento del sur del país, retaguardia histórica de las Farc. (La primera fue hacia finales de los años 80 en los Llanos del Yarí a cargo de grupos financiados por el narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha ‘El Mexicano’). 

Esa relación se documentó desde que Pacheco trabajó como jefe de la Oficina de Tránsito de Florencia entre septiembre de 1996 y abril de 1997, y director de la Oficina de Tránsito Departamental entre enero de 1998 y octubre de 1999. (Esos dos fueron sus primeros cargos públicos importantes. Antes había sido inspector.

Según relató el desmovilizado Alaín de Jesús Valderrama, él y su hermano alias ‘Águila’, que era el comandante urbano del Frente Sur Andaquíes en Florencia, estuvieron en las oficinas de Pacheco haciendo trámites para conseguir placas y permisos para motos y carros que los paramilitares habían robado y necesitaban legalizar para movilizarse. 

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Trámites que dependían de él por ser el jefe de la oficina y que no se podrían llevar a cabo sin su visto bueno. 

De acuerdo con Valderrama y cuatro desmovilizados más, eso era posible porque Pacheco era muy cercano Lino Ramón Arias Paternina, alias ‘José María’, quien fue jefe del FSA entre 1998 y 2001. 

Se reunió con jefes paramilitares siendo Alcalde de Florencia

Pacheco salió de la Oficina de Tránsito de Caquetá para aspirar a la Alcaldía de Florencia en las elecciones de octubre de 2000. Y las ganó. 

Aunque el fallo no precisa si tuvo ayuda de los paramilitares para lograrlo, sí menciona que Pacheco se reunió con jefes paramilitares en el año 2002 cuando ya estaba en el cargo. 

Esos encuentros que incluyeron fiestas, comida y tragos tuvieron lugar en Morelia, un municipio cercano a Florencia, donde el Frente Sur Andaquíes había montado uno de sus campamentos en una finca. 

Según relató Johan Darley Benítez, quien fue patrullero de la Policía de Morelia entre enero y noviembre de 2002, los paramilitares tenían una estrecha relación de cooperación con ellos, la Policía, por eso les pagaban una nómina mensual para que los dejaran operar sin restricción alguna o los apoyaran con esquemas de seguridad. 

Y que en esa convivencia, se dio cuenta de varias reuniones en las que estuvo Pacheco con alias de ‘Gorila’,(comandante contraguerrilla de las AUC) ‘Paquita’ (quien desde el 2001 había tomado el mando del FSA) y ‘Pony’ (jefe de finanzas de ‘Paquita’). Una de ellas en unas fiestas de San Pedro, que se celebran en el sur del país a finales del mes de junio. 

Para la Corte dada la relación de amistad y afinidad de Pacheco y esos jefes paramilitares “en esos encuentros se estableció el pacto para promover a la organización criminal desde la dignidad que desempeñara”.

Les ayudó con plata desde la Alcaldía

Además de las ayudas para legalizar carros y motos robadas, y los encuentros clandestinos con jefes paramilitares, la relación de Pacheco y el FSA también tuvo de por medio aportes económicos. 

Según los testimonios de dos desmovilizados, entre ellos el de José Germán Sena Pico, alias ‘Nico’ jefe político del FSA, Pacheco les enviaba plata estando en la Alcaldía de Florencia. 

El fallo también dice que cuando las Farc se enteraron también buscaron a Pacheco para que les dieran plata y que como no les respondieron decidieron poner un carro-bomba en el centro de Florencia en abril de 2003. 

Ese atentado fue fallido porque el carro-bomba que estaba parqueado en el parque principal de Florencia, fue recogido por una grúa de tránsito, y TERMINÓ ESTALLANDO EN UN PARQUEADERO. 

La alianza con los paramilitares no le sirvió en las elecciones de 2006

Tras salir de la Alcaldía en 2004, Pacheco puso la mira en las elecciones de Cámara de Representantes de 2006. 

Dado que LOS PARAMILITARES INCIDIERON EN LAS ELECCIONES DE GOBERNACIÓN Y ALCALDÍAS EN 2003y que según el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso ellos pusieron al 30 por ciento de los congresistas en 2002, la probada cercanía de Pacheco con las estructuras paramilitares le habría podido servir para conseguir votos fuera de Florencia y ganar la curul. 

Sin embargo, esa expectativa no se concretó porque los paramilitares decidieron apostarle a la campaña a la Cámara del conservador Luis Fernando Almario, quien según confesó alias ‘Ernesto Báez’ comandante político de las Autodefensas Unidas de Colombia, los buscó para que lo apoyaran a él y no a Pacheco.

Almario se quedó con la curul a la Cámara derrotando a Pacheco, y pagó la ayuda con dinero y contratos en unas alcaldías. Por esas alianzas criminales FUE CAPTURADO Y CONDENADO EN EL 2016 a diez años de cárcel.  

Los paramilitares no solo se aliaron con Pacheco

Aunque los únicos condenados por nexos con paramilitares en Caquetá son Pacheco y el exrepresentante Almario, el fallo menciona a políticos de otros partidos, lo que muestra que el paramilitarismo buscó alianzas con la clase política más poderosa del departamento, que históricamente han sido los conservadores y liberales.

Al menos hasta 2006 cuando se desmovilizaron, en Caquetá los paramilitares lograron permear y apoyar campañas políticas de diferentes partidos y se terminaron aliando con quien mejor les convenía. 

Varios testimonios señalan que el exgobernador Juan Carlos Claros (2004-2007) del Movimiento de Participación Popular y ahijado político de Almario habría recibido apoyo económico y logístico para ganar su elección; lo mismo habría pasado con el exalcalde de Florencia, Arnoldo Barrera (2004-2007) del Movimiento Político Solidaridad. 

Los dos no tienen condena alguna por esas denuncias.

Pacheco tendría que responder por narcotráfico

Los integrantes del Frente Sur Andaquíes controlaron gran parte del negocio de la cocaína de Caquetá a través del impuesto al gramaje que le cobraban a los narcotraficantes.

Aunque la Corte no encontró hasta ahora elementos para probar que la relación de Pacheco con las autodefensas pudo incluir de por medio negocios de droga, sí abrió la puerta para que una nueva investigación determine si la hubo o no. 

Lo hizo con base en dos testimonios. 

Uno es el de un desmovilizado que se llama Harlintont Mosquera Hernández, quien dijo haber escuchado dentro de la organización que el exalcalde Pacheco y su hermano William entregaron en 2015, cerca de 350 millones de pesos destinados a pagar el gramaje al FSA por el tráfico de estupefacientes. 

El otro es del expolicía de Morelia, Johan Darley Benítez, quien dijo que dentro del grupo paramilitar usaban a Pacheco para transportar drogas, armas y plata cuando éste era alcalde de Florencia, entre 2001 y 2003, porque él iba en carros oficiales y no era requerido en retenes del Ejército. 

“Con fundamento en lo expuesto, se compulsarán copias de esta decisión y de la declaración de Harlintont Mosquera Hernández, de 26 de agosto de 2014, con destino a la Fiscalía General de la Nación para que investigue penalmente a Álvaro Pacheco Álvarez y a William Pacheco Álvarez, por la presunta realización de conductas relacionadas con el tráfico de estupefacientes”, dice la Corte. 

La Fiscalía deberá determinar si encuentra elementos para definir si abre esta nueva investigación o si los testimonios no son suficientes. 

Información tomada por cortesía de LA SILLA VACÍA.