INFORME ESPECIAL

Alexandra Toro no se ha podido posesionar como directora del DPS en el Huila

Eso está generando molestias en las bases uribistas que se quejan que desde Bogotá no les están dando participación burocrática en el Gobierno, como se lo dijo la misma Toro a varios dirigentes locales en un chat de WhatsApp que conoció SVCNoticias.com

INFORME ESPECIAL

El 7 de febrero la Presidencia de la república publicó la hoja de vida de la administradora de empresas Alexandra Toro Charry, aliada política del senador uribista Ernesto Macías, como requisito previo para nombrarla directora en el Huila del Departamento de Prosperidad Social, DPS, un cargo que desde 2012 está en manos del equipo del senador liberal Rodrigo Villalba.

¿DESEA QUE LIMPIEN SU CASA, APARTAMENTO O EMPRESA? ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Normalmente entre la publicación, que es un trámite informativo, y la posesión de ese tipo de cargos no pasan más de dos semanas. Por ejemplo, los nuevos directores del DPS de Caquetá, Ányela Párraga, y de Putumayo, José Melo, que también son cuotas uribistasfueron nombrados el 1 de abril y sus hojas de vidas habían sido publicadas el 15 de marzo.

Sin embargo, Toro Charry lleva más de cuatro meses esperando que salga el acto administrativo que la nombra en la entidad.

Eso está generando molestias en las bases uribistas que se quejan que desde Bogotá no les están dando participación burocrática en el Gobierno, como se lo dijo la misma Toro a varios dirigentes locales en un chat de WhatsApp que conoció SVCNoticias.com.

Mensaje que envió Toro Charry a varios dirigentes uribistas del departamento.

Para dos dirigentes del equipo del senador Macías que nos hablaron con la condición de no citarlos, ese malestar podría afectar las aspiraciones locales de ganar las elecciones regionales que han sido su debilidad.

Hace cuatro años solo pudieron ganar una de las 37 alcaldías en juego, y una curul en la Asamblea a pesar de barrer en el plebiscito o las Presidenciales.  

“Mientras los conservadores tienen la Electrificadora, y los liberales varias alcaldías, nosotros estamos haciendo política a punta de expectativas”, nos comentó un dirigente de Pitalito, sur del Huila.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

La versión oficial de la demora en el cambio es que la saliente directora, Dora María Artunduaga, entró en incapacidad médica en los días en que se anunció que Toro Charry iba para ese cargo.

Como contó el portar Web La Silla Sur, esa designación tomó por sorpresa al equipo del senador Villalba que esperaba mantener el cargo porque se la habían jugado por Duque en segunda vuelta, y también provocó airados reclamos al Gobierno.

Florita Perdomo@florita_perdomo

¿Y entonces? Anuncian nombramientos de funcionarios sin procesos de meritocracia. ¿Cómo se llama eso?. Este gobierno habla de transparencia…y la calidad de los nombrados qué?https://lasillavacia.com/silla-sur/el-uribismo-le-quito-el-dps-del-huila-villalba-69918 …

Así trinó la representante a la Cámara, Flora Perdomo, que es la fórmula de Villalba.

Aunque se trata de un cargo de libre nombramiento que depende de un plumazo en Bogotá, con la incapacidad a Artunduaga no la pueden sacar.

“Lo que me dicen desde Bogotá es que cada 15 o 20 días la directora envía una incapacidad médica. La verdad no sé a qué se deba, pero hasta que esa incapacidad no termine legalmente no podría darse el cambio”, le dijo a La Silla Sur, la administradora Toro.

Desde la Oficina de Comunicaciones del DPS nos dijeron que “la demora es natural en este tipo de procesos pues no hay ninguna reglamentación que determine unos tiempos precisos para la vinculación de este tipo de empleos”.

Por su parte el senador Ernesto Macías nos comentó que no sabía nada del tema.

Lo que teme el uribismo local es que el nombramiento se dilate y empate con la Ley de Garantías, lo que los dejaría sin poder burocrático de cara a las elecciones regionales como les pasó hace cuatro años cuando no tenían presidente amigo.

Información tomada por cortesía de LA SILLA VACÍA.