NOTICIAS JUDICIALES

Son 147 contratos por 418.000 millones de pesos por los cuales investigan la ESAP

Desde el pasado domingo 31 de marzo en horas de la noche, agentes del CTI adelantan un allanamiento con el propósito de revisar la contratación. Además, los investigadores solicitaron todos los archivos y expedientes sobres procesos de contratación adelantados desde hace cinco años

Como lo informó de forma oportuna SVCNoticias.com, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación llegó a la Escuela de Administración Pública (ESAP) en el Centro Administrativo Nacional (CAN) de la ciudad de Bogotá.

NOTICIAS JUDICIALES

Desde el pasado domingo 31 de marzo en horas de la noche, agentes del CTI adelantan un allanamiento con el propósito de revisar la contratación. Además, los investigadores solicitaron todos los archivos y expedientes sobres procesos de contratación adelantados desde hace cinco años.

Hay que recordar que la ESAP es una institución pública de carácter universitario, adscrita al Departamento Administrativo de la Función Pública.

Esto se da después de que el pasado viernes 29 de abril se hiciera un cambio en la dirección general y nombraran a Pedro Medellín.

El pasado fin de semana, varios trabajadores de la ESAP tuvieron que trabajar, pues se están revisando 147 contratos por más de 418.000 millones de pesos.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Esta visita del CTI se da precisamente luego de que el Gobierno Nacional alertara sobre lo que estaba pasando en la ESAP el pasado fin de semana. Recordemos que, durante años, Roy Barreras dirigió tras bambalinas esa institución, incluso luego de que el expresidente Santos nombrara en el 2018 a Giovanni Javier Chamorro Ruales, hombre de confianza de Barreras. 

Información complementada por cortesía de la W RADIO de Colombia.

Además de esto, SVCNoticias.com conoció un comunicado del sindicato de la ESAP en donde le pidieron a la Procuraduría y a la Fiscalía desde el pasado mes que investiguen contratos millonarios para tercerizar servicios sin garantizar que la institución preste de manera óptima y directa su misión. Así, aseguran que hay cientos de personas contratadas sin tener que hacer, pues los objetos de los contratos al parecer se repiten o simplemente se modifica la redacción de estos, entre otras irregularidades.