INFORME ESPECIAL

Municipios del Huila no cumplen la norma para tener plantas de beneficio animal

Según el Invima, en el departamento hay frigoríficos que cuentan con autorización sanitaria provisional en Palermo, San José de Isnos, Algeciras, Neiva, Pital, Pitalito (tiene un permiso especial y opera para otros municipios, pero es de autoconsumo), Suaza Y Timaná

INFORME ESPECIAL

PRIMERA ENTREGA

Tras 12 años de haber entrado en vigencia el Decreto 1500, las plantas de beneficio animal en el Huila no han logrado cumplir a cabalidad con lo estipulado en la medida. Por ende según el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento – Invima, ya fueron cerradas las plantas de Gigante, Timaná, San Agustín, Acevedo y La Plata. Estos frigoríficos operaban con especies bovinas y porcinas.

En el caso de la Planta de Beneficio Animal del Municipio de La Plata – Frigoplat, el alcalde y empresarios ganaderos, aúnan esfuerzos para solucionar la problemática, y evitar que a futuro se produzca un  desabastecimiento de carne bovina y porcina en la localidad; como también evitar el prejuicio económico a los empresarios. Según el mandatario local las  posibilidades de reactivarla son escasas.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Esta fue cerrada a comienzos del mes de octubre del año pasado.

De acuerdo con el mandatario de La Plata, Luis Armando Ricardo Castillo, se debe hacer una inversión de $700 millones, pero de otro lado también figura que es necesario reubicar el sitio de sacrificio porque se encuentra en zona de riesgo.

Mediante una reunión sostenida la semana pasada en su despacho y que fue dada a conocer por redes sociales informó que “como está en curso una tutela que ha involucrado a los propios ganaderos del municipio, o quienes sacrifican ganado en esta localidad, estamos esperando el fallo definitivito de esta tutela. Porque si dice que como municipio debemos aperturar el matadero, pues nos daría más herramientas para hacerle inversiones a lo que hoy tenemos como planta municipal”.

Además de ello los ganaderos han creado una  comisión que trabajará con la Administración Municipal en el proceso de gestión departamental y nacional, con el fin de lograr se conceda poner nuevamente en funcionamiento el frigorífico, como planta de autoconsumo mas no regional.

“Como no se ha podido cumplir a nivel de planta regional, entonces buscamos que se nos vuelva una planta solamente para el municipio de La Plata”, explicó el alcalde.

Mientras tanto el sacrificio animal se está realizando en otros establecimientos que sí cumplen con los requerimientos del Invima.

Lo raro de esta reunión es que no asistió ningún representante o delegado de Asoganplat, entidad que es la que administraba mediante convenio la respectiva planta de sacrificio.; ello derivó en declaraciones del burgomaestre que dieron a entender que parte de la responsabilidad de cierre recaía en quien administraba la planta; lo anterior derivó a una respuesta de Funcionarios de Asoganplat que defienden la gestión e indican que las responsabilidades se deben buscar por otro lado.

Hasta ahora lo único cierto es que la planta está cerrada y no se ve una solución en el horizonte.

En riesgo    

La situación de incumplimiento del Decreto 1500 del año 2007,  que provocó el cierre de la Planta de Beneficio Animal del Municipio de La Plata, también la viven otras del Huila.   

Según el Invima, en el departamento hay frigoríficos que cuentan con autorización sanitaria provisional en  Palermo, San José de Isnos, Algeciras, Neiva, Pital, Pitalito (tiene un permiso especial y opera para otros municipios, pero es de autoconsumo), Suaza  Y Timaná. Que son modalidad tipo autoconsumo que están operando de manera parcial.  

Garzón y Rivera son de modalidad regional, para las cuales hay un nivel mayor de requerimientos. Y también están bajo la modalidad de autorización sanitaria provisional.

Para lograr que estén operando a lo largo de los años, se han concedido prorrogas mientras estas logran adaptarse a la medida.

Luceny Muñoz, directora Ejecutiva del Comité de Ganaderos del Huila, explicó que este va por la quinta prórroga. Y que la medida propende por una sanidad en las plantas de beneficio.

“En el Huila hay plan de racionalización de plantas aprobado, según el cual deben existir 4 regionales. Una para el sur, en Pitalito, otra en el occidente, La Plata, en el centro Garzón y en el norte Ceagrodex”, dijo.   

Afectaciones

También indicó que el delito del carneo y abigeato, es una afectación que se presenta en gran medida en el Huila,  y que esto además de las pérdidas económicas, pone en riesgo la salud de consumidor porque no hay una tratabilidad en el sacrificio.

Esta situación obedece según la mayoría de mandatarios del Huila, al cierre de sus respectivas plantas municipales.   

Y es que  ya en reiteradas ocasiones se ha denunciado el robo de ganado en el departamento, y las autoridades han decomisado carne que no cuenta con los respectivos documentos, lo que hace presumir que es ganado que quizás haya sido robado, luego sacrificado y comercializado en municipios y departamentos aledaños al Huila.

En este sentido Ricardo Sánchez, presidente de la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas de Colombia – Unaga, explicó en días pasados que es precisamente el cierre de las plantas de sacrificio, lo que ha generado una plataforma de transformación que hoy en día hace uso de ella el abigeato. Y es cómodo para encontrar una plataforma de transformación que cada día se vuelva más amplia por el cierre de las plantas.

“Cuando se roba un animal lo más complicado se vuelve en dónde lo transformo para llevarlo al consumidor, pero si existe esa amplia plataforma que es el 44,4% de plantas que se tuvieron que cerrar y que se trasladó a un sacrificio ilegal, es más fácil. No estoy diciendo que, lo que se esté transformando se roba en esas que se cerraron, lo que quiero decir es que todo eso se fue a un mundo clandestino. Y eso favoreció la transformación del abigeato, por eso se ha incrementado” sostuvo.

En esa misma línea, Luceny Muñoz, directora Ejecutiva del Comité de Ganaderos del Huila, también dijo que “nosotros somos sector primario y nos hemos visto afectados, porque al estar la informalidad en los 37 municipios del departamento, se ha disparado el delito del carneo, el daño al medio ambiente porque los residuos del saneado terminan en las fuentes hídricas, y se viene sacrificando en sitios no aptos para este proceso”.

Por ende anunció que “en el sector ganadero estamos esperando la estrategia del gobierno nacional, tanto para las de beneficio regional como autoconsumo”.

Cumplir cuesta 

Por su parte, Jimeno Durán, gerente de la principal planta abastecedora de carne del Huila Ceagrodex, expresó que aunque no han cumplido del todo lo estipulado en el mencionado decreto, están cerca pues comenzaron a hacer los cambios necesarios antes del 2007, cuando este entró en vigencia. Y que esto acarrea grandes beneficios.

“Desde que asumimos el reto de salir adelante con Ceagrodex, entendimos que los cambios tienen que hacerse por convicción”, señaló.

Para esto es importante tener presente que el producto  debe ser de muy buena calidad e inocuo para tener oportunidades hacia el futuro, explicó.

Dijo además, que los cambios generan oportunidad de atender una serie de clientes importantes y que en el caso particular, están atendiendo a varias empresas locales que exigen calidad. Por lo anterior “es bueno darle paso al cambio”.

Según Durán, para lograr cumplir a la cabalidad con el 1500, es necesario educar a los funcionarios sobre la importancia de cumplir con las normas de higienización y calidad.  

Pero además, “que el usuario entienda que debe ser  exigente con el mercado.  Si no se es exigente se termina consumiendo músculo. Con unas pocas equivocaciones la carne deja de convertirse en proteína y se convierte en músculo”, explicó.

“Es un producto que hay que cuidar”, recalcó.

El cumplir a cabalidad con el 1500 ha sido dispendioso puesto que se debe incurrir en una infraestructura robusta y una manera rigurosa de operar las plantas, con sus áreas plenamente definidas. La forma de operar en las tres áreas es totalmente distinta para lograr no contaminar el producto, añadió  Jimeno Durán.

Frente a la dificultad que han tenido las otras plantas de beneficio animal del Huila, dijo que es por “falta de capacidad de asociación y porque buena parte de estas, tienen la esperanza de que el gobierno haga una inversión”.

El decreto

El Decreto 1500 comenzó a regir a partir del año 2007. Busca regionalizar algunas plantas del país de tal manera que cumplan todos los estándares de un alto indicador sanitario que permita buscar mercados de índole nacional e internacional, dando cumplimiento de los potenciales clientes de carne. Es decir,  carácter tipo exportación que permiten calificar al país como potencial exportador de este producto.

 El decreto también indica que dadas las condiciones de las exigencias, y teniendo en cuenta el consumo local, debe existir otro tipo de plantas de autoconsumo.

Estas también tienen unos requisitos en el marco de la medida regular, el cual busca que estas  que aunque pequeñas también cumplan estándares sanitarios para que garanticen el expendido de carne en las mejores condiciones para el consumo.

Planta de Garzón

La nueva planta de sacrificio animal y de beneficio de carnes para Garzón, tuvo un costo superior a los  $7.000 millones, inversión que fue realizada por empresarios.

El proyecto nació por la necesidad de contar con el sitio que cumpla las exigencias de los organismos de control para el sacrificio de animales y el aprovechamiento de la carne, por lo que se acaban los “dolores de cabeza” para la Administración Municipal con el viejo matadero, que durante años tuvieron dificultades y tuvo que ser intervenido varias veces por no cumplir con los mínimos requisitos de sanidad y de calidad. Y por ello el actual alcalde Edgar Bonilla, en su primera administración le apostó a contar con este aporte al desarrollo productivo, económico y de salubridad para el centro del departamento del Huila.

Información tomada por cortesía del diario del Huila.