INFORME ESPECIAL

Amenazas contra el periodista Melquisedec Torres no revisten riesgo, dice UNP

No deja de sorprendernos la forma como estas agencias del gobierno, minimizan el riesgo de los periodistas, especialmente cuando hacemos denuncias sobre los permanentes casos de presunta corrupción que ocurren a diario en nuestras provincias

INFORME ESPECIAL

Para la Unidad Nacional de Protección, la carta enviada al periodista laboyano Melquisedec Torres Ortíz, de talla nacional, dejada en el mes de septiembre de 2018, en las oficinas de misma emisora radial donde asesinaron vilmente a la periodista Flor Alba Núñez el 10 de septiembre de 2015, son “presuntas” y no revisten ningún riesgo para el comunicador.




Copia de la carta amenazante contra Melquisedec Torres y otros periodistas

Así lo manifiesta el propio periodista en su cuenta de Facebook, donde cuestiona la actitud de esta agencia gubernamental, encargada de realizar un diagnóstico sobre los riesgos que corre una persona en Colombia cuando es víctima de amenazas de muerte como ocurrió con el periodista, a quien mediante esa carta temeraria, cuyos logos corresponden a las denominadas “Águilas Negras”, fue víctima de amenazas de muerte, donde también aparece el nombre de otros periodistas.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

No deja de sorprendernos la forma como estas agencias del gobierno, minimizan el riesgo de los periodistas, especialmente cuando hacemos denuncias sobre los permanentes casos de presunta corrupción que ocurren a diario en nuestras provincias y que con valor civil, la prensa libre e independiente, denunciamos para informar a la opinión.

Melquisedec Torres se ha caracterizado por denunciar permanentemente, con objetividad, diferentes falencias de las administraciones locales del sur del Huila, del departamento, que otros callan por temor, o/u por otras razones.

A continuación transcribimos el texto del periodista publicado en Facebook:

La Unidad Nacional de Protección (UNP) me acaba de notificar que las amenazas de muerte que recibí POR ESCRITO hace más de 5 meses son “presuntas” y que mi riesgo como periodista es “ordinario”, es decir que tengo el mismo nivel de riesgo de cualquier otro ciudadano.

Demoraron más de 5 meses (150 días) en analizarlo y decidirlo. Las amenazas de muerte, en sobre cerrado, llegaron a una emisora en Pitalito, donde han sido asesinados una periodista, Flor Alba Núñez, y un abogado, líder social, Luis Gerardo Ochoa en los recientes 3 años. Y años atrás, el periodista Nelson Carvajal.

Asesinatos en medio de graves denuncias de corrupción política y mafias que ambos habían hecho, y a las cuales hice seguimiento en el último año y añadí otras, luego de la captura de varios funcionarios – conectados con un reconocido mafioso – imputados por el homicidio de Ochoa.

Evidentemente, como lo dije desde el comienzo, lo de “Águilas Negras” solo es una fachada – como en otros casos en el país – para ocultar a los verdaderos criminales, sin duda ninguna relacionados con los graves hechos ocurridos en Pitalito.

Según la Unidad Nacional de Protección UNP, mi riesgo es “implícito en la vida social”, mis investigaciones y denuncias periodísticas no me generan ningún riesgo, y las amenazas ni siquiera fueron valoradas y apenas son “presuntas”, dice la Resolución firmada por la Directora (E) Diana Ríos.

Ya han pasado 155 días, exactamente, desde que las amenazas llegaron en sobre cerrado a una emisora en Pitalito. Tiempo suficiente, por supuesto, para que la UNP considere que, como no me han atacado ni asesinado, no tengo ningún riesgo. Dejo la constancia pública.

A %d blogueros les gusta esto: