INFORME ESPECIAL

Familiares del empresario de Surtifruver solicitaron al presidente Duque que este crimen no quede impune

Le enviaron una carta al mandatario con la que le hacen ver de supuestas irregularidades en el proceso por la muerte del dueño de la cadena de negocios Surtifruver de la Sabana. Desde la Casa de Nariño respondieron con una carta a la Fiscalía mencionado el caso. Para familiares de Jhony Alonso Orjuela (víctima), la investigación ha tomado un mal rumbo

INFORME ESPECIAL

Con un oficio, dirigido al presidente Iván Duque Márquez, familiares del empresario Jhony Alonso Orjuela Pardo, nacido en La Plata, Huila, que fue asesinado en obscuras circunstancias en el norte de Bogotá, le solicitan apoyo al mandatario porque temen que los resultados de la investigación vayan por un mal rumbo, camino a la impunidad.

“Por medio de la presente agradezco todo el apoyo que me han brindado durante este proceso, pero como les había comentado anteriormente, estas personas que asesinaron a mi tío siguen delinquiendo, haciendo documentación falsa con ayuda de algunos notarios. La Fiscalía 364 que lleva el caso, encabezada por el fiscal César Fabricio, durante este proceso no realiza ningún aporte que ayude aclarar y darle fin a este proceso,  todo lo opuesto, dejaron salir libre a la señora Bertha Cecilia Rueda, autora intelectual del crimen, quién desde la cárcel El Buen Pastor, donde estaba recluida, realizó muchos documentos falsos”, escribió Ingrid Buitrago Orjuela, sobrina del comerciante huilense al presidente Duque.

¿ES USTED DESPLAZADO O VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA? POR FAVOR ESCUCHE EL SIGUIENTE AUDIO:

Familia preocupada con impunidad

Desde la Casa de Nariño salió un oficio dirigido a Carmen Torres Malaver, directora de la Fiscalía Seccional Bogotá, documento con la firma de Asly Smile Rosas Sánchez, coordinadora del Grupo de Atención a la Ciudadanía de la Presidencia de la República, en el que este despacho traslada a la funcionaria las inquietudes de la familia de Orjuela Pardo.

“Yo entiendo que no puedan cambiar a la Juez, por todos los motivos que me han expresado, pero por lo menos que exista alguien honesto que el audite para que hagan los procedimientos con honestidad y como debe hacerse. Lo único que pido es que con todas las pruebas que la Fiscalía ha recolectado se le dé fin a este proceso para que se haga justicia”, requiere la allegada a la víctima.

Pero que es lo que está generando la inminente inquietud a los Orjuela, la casa paterna del empresario asesinado el 20 de octubre del 2016, frente a un puente peatonal ubicado en la calle 178 costado occidental de la Autopista Norte. Ese día tres personas arribaron al sitio, el mismo en donde el dueño de la cadena de negocios Surtifruver de la Sabana esperaba a una misteriosa mujer con quien tenía una cita a ciegas (la conoció a través de las redes sociales) y le hicieron varios disparos a quemarropa.

Los Orjuela insisten en que uno de los autores materiales de este homicidio, cuyos detalles se convierten en una novela, es su propio hijo Juan David Orjuela Rueda, quien de acuerdo con la misma Fiscalía la persona que disparó en contra del acreditado empresario.

Este joven tiene orden de captura, la que reactivó el ente investigador. No obstante, aseguran los querellantes, no se ha desplegado un efectivo operativo que permita la captura de esta persona, para que responda por el crimen de su padre. “Tenemos información precisa de que él se reúne periódicamente con su mamá (Bertha Cecilia Rueda Bossa) y sus hermanos, entonces, si le estuvieran haciendo seguimiento ya habrían dado con su paradero”, afirma la sobrina de Orjuela Pardo.

Vencimiento de términos

Otro de los detalles de los que generan molestia entre los que están clamando ante el mismo presidente Duque  para que se haga justicia, es que no se explican el por qué se dejaron vencer los términos que llevaron a la salida de la cárcel de la señora Rueda Bossa,  exesposa del comerciante.

Su libertad la refrendó el Juzgado 59 de Garantías de Bogotá al hacer cuentas y llegar a la conclusión de que ya iban 120 días sin que se le definiera su situación jurídica mientras seguía privada de la libertad. Esto porque hubo varios aplazamientos del juicio oral, según la Fiscalía por maniobras de sus abogados. No obstante, según los familiares de la víctima, el juez del caso permitió que se dieran los constantes aplazamientos de la audiencia definitiva. Esto ante la mirada consecuente del Fiscal 364, que según los denunciantes no actuó con rigor para evitar que se llegara a esa instancia.

Con respecto a que los Orjuela no estaban conformes con la actuación del Juez que lleva el caso también elevaron la solicitud ante el Consejo Superior de la Judicatura para que este fuese cambiando. No obstante, la petición les fue negada.

 “El Consejo Superior de la Judicatura, de conformidad con las funciones constitucionales y legales carece de competencia para tramitar esa petición. De existir alguna queja en contra de la autoridad judicial deberá formularse con conocimiento de causa y los soportes probatorios pertinentes ante la jurisdicción competente”, fue la respuesta del organismo.

A Bertha Cecilia la Fiscalía la acusad de haber sido la autora intelectual del crimen junto con la persona que era  para esos días su compañero sentimental, Mauricio Parra Rodríguez –con quien, según el ente investigador, mantenía encuentros clandestinos que se ventilaron durante la lectura del escrito de acusación–.

Parra Rodríguez, está preso en la cárcel La Modelo de Bogotá, es el mismo que está siendo investigado como uno de los determinadores del homicidio del abogado de Pitalito, Gerardo Ochoa Sánchez.

En libertad

El hecho de que Bertha Cecilia Rueda esté gozando de su libertad le ha permitido, le comunicó la sobrina de Orjuela al Presidente, hacer una suerte de trámites para recobrar algunos derechos patrimoniales que había perdido mientras su exesposo estaba con vida. “Con esto demuestra su gran interés por quedarse con todo lo que dejó mi tío”, expresó la allegada.

Los familiares Jhony Alonso Orjuela le explicaron al DIARIO DEL HUILA que  apenas se produjo la separación de la pareja el empresario creo otras razones sociales paralelas a Surtifruver de la Sabana en las que iba depositando todos los activos que se generaran a partir de entonces.

 “Es que él nos decía que no iba dejar nada a nombre de Bertha Cecilia para que después lo compartiera con su amante, Mauricio Parra, que lo suyo solo quedaría a nombre de sus hijos”, manifestó Buitrago Orjuela.

De hecho, a los pocos días de la muerte del empresario Bertha Cecilia se acercó a una notaría de Chía, Cundinamarca, para reclamar sus derechos como legítima esposa del extinto comerciante, hasta aquellos en los que su exesposo la había dejado por fuera. En este último trámite se valió de que su hija, que aún no completaba la mayoría de edad, era la socia con el 85 por ciento de otras de las empresas, y como madre solicitó tener acceso a estos derechos patrimoniales. “Era una sociedad en comandita como socio gestor, sobre más de 40 bienes inmuebles avaluados en más de 100.000 millones de pesos”, explicó en una de las diligencias la Fiscalía.

Recientemente Bertha Cecilia, en compañía de sus abogados y de algunos de sus hijos,  visitó la oficina central de los Surtifruver para convocar a una junta de socios, en la que ella entraba a ser parte como heredera de la mitad de las acciones de Jhony Alonso Orjuela, el resto los derechos de los hijos –el empresario asesinado poseía el 55 por ciento del total de los 16 supermercados–. El propósito de la exesposa con esa junta extraordinaria era la de apartar de lo administrativo a Freddy Orjuela Pardo, propietario del otro 45 por ciento de las acciones y quien es el actual representante legal de la empresa.

Sin embargo, esto no se concretó porque Freddy Orjuela esgrimió algunos derechos legales, entre estos el que no se podía convocar a junta extraordinaria sin su presencia, como actual socio mayoritario.

Después de esta fallida acción la exesposa de Orjuela Pardo a través de sus abogados ha hecho una solicitud ante el juez en el proceso, de que se investigue como presunto autor intelectual del homicidio al hermano de la víctima a Freddy Orjuela, porque  –según los solicitantes– tenía intereses económicos de obtener el manejo total de la empresa, como lo está haciendo en estos momentos.

Proceso enredado

Para la Fiscalía esta es otra maniobra de la defensa para complicar el proceso y para los Orjuela “es una apreciación descabellada”, porque estando vivo Jhony Alonso su hermano seguía gozando de ese 45 por ciento de los resultados de la empresa.

“Además, eso todo el mundo lo sabe, que quien sabía del negocio era mi tío Alonso. Mi tío Freddy era la persona que más perdía con su muerte, porque no podría viajar, de ausentarse de la empresa, de estar más tiempo con su familia. Es que quien se encargaba de todo era el difunto y Freddy siempre recibía su 45 por ciento sin tantos dolores de cabeza”, explicó Ingrid Buitrago Orjuela al DIARIO DEL HUILA.

¿Por qué la Fiscalía acusa al hijo del empresario?

Juan David Orjuela es buscado por las autoridades para que responda como presunto autor material del homicidio de su padre. Así lo ha hecho ver la Fiscalía, que dio a conocer, además, las declaraciones de uno de los testigos claves en este proceso, Fernando Bahamón Céspedes.

Bahamón hizo presiones del hecho criminal: “Que llegó Alonso y fue abordado por alias Patricia y ‘Jhon Faber’, cuando después apareció el hijo de Alonso cuando ve al hijo que disparó y no reaccionó, él se sorprendió y el hijo siguió disparándole”. 

Cómo uno de los presuntos pistoleros se ha señalado a  una persona nombrada en el proceso a ‘Jhon Faber’, un supuesto guerrillero de las Farc. No obstante, Céspedes fue más allá del asunto. 

 “Jhon Faber no disparó, donde él hubiese disparado le pega dos tiros certeros en la cabeza y estamos seguros que el que disparó fue el hijo (Juan David Orjuela) porque fueron varios los tiros. Con la experiencia nuestra siempre son dos tiros de precisión, y más cuando una persona está en estado de indefensión y muy cerca”, declaró Bahamón Céspedes.

Este mismo testigo aseguró ante el fiscal delegado, que un mes antes de producirse el homicidio tuvo un encuentro casual con Mauricio Parra Rodríguez, en el Centro Comercial Iserra 100, al norte de Bogotá, y que fue en ese lugar en donde esta persona, a quien identificó con el alias de ‘Quesero’ –apodo que le habían puesto en las Farc–,  le ofreció 20 millones de pesos para que acabara con el empresario de La Plata. Aseguró que ese día lo vio en compañía de una guerrillera a quien llamaban ‘la Paisa’.

Además, describió a la mujer con la que la víctima estableció la cita a ciegas, con quien Jhony Alonso había estado chateando días antes de que lo mataran. “Tengo entendido que a Alonso lo jalan con una muchacha que es la misma que yo conocí en Iserra 100,  que tiene un lunar en la frente a la altura de la ceja, un lunar siempre grande, notable (…) Ella es paisa, tiene un acento fuerte, no lo puedo olvidar”, manifestó Bahamón, se lee en el expediente.

Con este relato terminó involucrado en este caso a Parra Rodríguez, quien a su vez acusó a Bertha Cecilia Rueda, con quien mantuvo una relación amorosa, de haber sido la persona que planeó el crimen y también acusó a Juan David de ser parte del macabro entramado.

Texto escrito por: LEO MEDINA JIMENEZ. Información tomada por cortesía del DIARIO DEL HUILA.