nación noticias opinión política Sin categoría

Antanas Mockus, el mayor asesino de perros

IMAGEN-16606067-2

Santiago Villarreal

Las incoherencias de los partidos políticos en Colombia no tiene límites. Los partidos verdes en Europa se caracterizan por la protección del medio ambiente, la ecología, los derechos humanos y los derechos de los animales. De allí nació la corriente llamada hoy animalista.

Más o menos esa misma filosofía encarna la doctrina del partido Alianza Verde de Colombia. Sin embargo, parece que a los directivos de ese partido se les olvidó el ideario al escoger la cabeza de lista para el senado de la república al nominar al ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus.

Revisando la historia de cuando fue alcalde mayor de Bogotá (1995-1998), Mockus lideró un programa sanitario con la Secretaría de Salud del Distrito bajo la dirección de la señora Beatriz Londoño, que consistía en asesinar a todos los perros callejeros de la capital de la república mediante el horroroso método de electrocutarlos.

El Centro de Zoonosis se convirtió por esos años en el sitio macabro desde donde los verdugos de los caninos diseñaban operativos para capturar, acarrear y luego, en una brutal ceremonia de tortura aplicar la muerte a los inocentes animales.

Pero lo más abominable de esta espantosa carnicería perruna fue que los funcionarios de ese organismo, no contentos con capturar cuanto perro encontraban en las calles, llegaron a cometer falsos positivos en su loca y diabólica persecución contra los mejores amigos del hombre. Forzaban las puertas de los patios de las casas de los barrios, y sacaban las mascotas que permanecían sueltas, muchas de ellas con sus collares y otras amaradas para defender las entradas de las residencias.

Fue tan grande el escándalo que la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA), envió al alcalde asesino una senda protesta escrita solicitando la suspensión inmediata de la terrible matanza. Algo similar hizo la Asociación Defensora de Animales (ADA) y el Instituto Nacional para el Bienestar Animal de nuestro país. El escritor colombiano Fernando Vallejo, exiliado en México, también se pronunció enérgicamente ante semejante canallada dirigida por el alcalde mayor de Bogotá.

Como consecuencia del escándalo desatado, el asesino de perros (Antanas Mockus) se vio en la obligación de suspender la macabra operación en octubre de 1996, como lo registran los medios de comunicación de la época.

Son muchos los análisis que han hecho distintos profesionales de la sociología, psicología, psiquiatría y antropología para tratar de escudriñar en la mentalidad de este matemático las causas por las cuales se ensañó contra esta especie animal. Algunos afirman que su origen judío pudiera ser la razón para actuar así pues es sabido que esa etnia no gusta de los perros.

Pero es bueno que la ciudadanía se entere de estos tormentosos momentos de nuestra historia para que a la hora de votar por la lista verde, por los menos los animalistas y quienes adoran a los perros que somos la mayoría de los colombianos, no cometan el error de votar por el mayor asesino de perros que registra la historia colombiana: Antanas Mockus.

a6aaf129-2c54-4327-9317-2f35595d4d49

885f4fdb-dd04-4328-9293-f5ebbef9df23

Banner-Interno-Pipe-Lozada

27331770_765664640304348_1322838736580900827_n

 fb8a736f-282b-41bb-86a8-053cd005a9be

28168118_10155326539608321_1650007511343894888_n